Fuente: Revista Mexicana de la Construcción

Se puso en marcha el Foro CMIC 2020 Planeación para el desarrollo dicha actividad sustentable de la Ciudad de México, donde se destacó la planeación como eje transversal de las acciones en materia de construcción, tanto pública como privada, para lograr un desarrollo armónico y ordenado de ésta en la ciudad.

El 25 de junio dio inicio el Foro CMIC 2020 en una sesión híbrida (virtual/presencial) en las instalaciones del Real Seminario de Minería, perteneciente a la Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM (SEFI UNAM). La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, inauguró oficialmente los trabajos y destacó la importancia de la industria de la construcción en la reactivación económica para la capital del país, tanto en obras públicas como privadas.

Señaló que el gobierno a su cargo realiza importantes esfuerzos en materia de infraestructura, agua potable y alcantarillado, vivienda social y reconstrucción para generar alrededor de 260 mil empleos en el segundo semestre del año, junto con la iniciativa privada, lo que contribuirá a enfrentar con mayor éxito los efectos económicos ocasionados por la pandemia de Covid-19.

En las palabras de bienvenida, Luis Armando Díaz Infante Chapa, presidente de la CMIC Ciudad de México, refirió que ante las condiciones adversas provocadas por esta emergencia sanitaria, en la CMIC CDMX se ha trabajado de forma conjunta con las autoridades locales y otras delegaciones de la cámara para generar una serie de propuestas y acciones que permitan reactivar lo más pronto posible la economía de la ciudad, y seguir el adecuado, seguro y responsable protocolo para la industria de la construcción.

“A través de nuestro Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción, elaboramos e impartimos varios cursos con los que se han capacitado cerca de 2 mil directores, gerentes de empresas y responsables de los proyectos, quienes tendrán las constancias requeridas para un regreso seguro a las obras”, dijo.

Añadió que el Foro 2020 se realiza con el firme propósito de que todo el trabajo realizado previamente se vea concretado en las estrategias y acciones que promuevan al sector de la construcción como un motor para el crecimiento de la economía y el bienestar de la población.

Por su parte, el presidente nacional de la CMIC, Eduardo Ramírez Leal, indicó que para el gremio constructor es imperante fortalecer los procesos de planeación para el desarrollo sustentable, pues la industria de la construcción aporta el 7.5% del PIB nacional y es el tercer mayor generador del empleo, según cifras del Inegi.

“En la CMIC estamos impulsando la creación de un Instituto de Planeación de Infraestructura que opere con un enfoque estratégico orientado a la productividad sustentable. Se trata de una instancia globalizadora, con sólidas capacidades técnicas, responsable de evaluar las necesidades de infraestructura, que fortalezca la vinculación entre la planeación sectorial y territorial, las políticas de inversión pública y el desarrollo de proyectos.”

Asimismo, propuso una serie de medidas para reactivar la economía y el empleo, entre las que destacan: agilizar la aplicación de los recursos para obra pública en todo el país; fortalecer los procesos formales de construcción y la participación de las mipyme en las grandes obras públicas, y aumentar los niveles de inversión en infraestructura con esquemas de asociación público-privada.

En su intervención, J. Francisco Castillo Ojeda, director del foro, detalló que este ejercicio de intercambio de experiencias y opiniones se planificó en tres paneles: el primero, el 25 de junio, sobre planeación para el desarrollo y reactivación económica; el segundo, el 2 de julio, sobre sustentabilidad, y el tercero, el 9 de julio, con el tema de normatividad y financiamiento.

Posteriormente se llevaron a cabo las participaciones de los panelistas, moderadas por Sergio Villalobos Sánchez, miembro del Comité Directivo de la CMIC CDMX. Presentaron sus aportaciones Fadlala Akabani Hneide, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México; la diputada María Guadalupe Chavira de la Rosa, presidenta de la Comisión de Administración Pública del Congreso local; Pablo Tomás Benlliure Bilbao, director general del área de Planeación y Desarrollo Territorial de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi); Carlos Manuel Goya Escobedo, director general de Servicios Metropolitanos (Servimet); Luis Rojas Nieto, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), y Luis Armando Díaz Infante Chapa. Desde diferentes perspectivas abordaron temas como el diagnóstico por la situación actual ante la pandemia; prospectiva en el corto y mediano plazo como consecuencia del Covid-19; la industria de la construcción como sector económico estratégico para el desarrollo de la ciudad; el crecimiento económico, financiamiento, combate a la pobreza e inclusión; infraestructura y servicios, vivienda y terrenos asequibles; gestión urbana, finanzas y gobernanza por el sector público, y en general el entorno urbano de la capital.

Fadlala Akabani Hneide, titular de la Secretaría de Economía, abrió el panel refiriéndose a los ámbitos en los que ha impactado la pandemia y cómo el sector de la construcción habrá de contribuir de forma importante a la reactivación de la economía de la ciudad, ya que, al ser considerada la industria de la construcción como un sector estratégico, se logrará obtener una importante inversión en infraestructura y en proyectos de desarrollo inmobiliario. Indicó también que por parte del gobierno de la Ciudad de México se buscará dar mayor agilidad a los trámites que requiera la industria, para así contribuir al cumplimiento de los objetivos de cada empresa constructora.

En su participación, la diputada María Guadalupe Chavira habló de las estrategias propuestas desde el Poder Legislativo para coadyuvar a la reactivación económica y apoyar el desarrollo de infraestructura de la CDMX. Refirió que con la creación de la Ley del Sistema de Planeación del Desarrollo, del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva y de su ley se dará la pauta para que el crecimiento de la CDMX sea más estructurado; planteó la importancia de la revisión de la Ley de Asociaciones Público-Privadas, ya que ésta será una herramienta importante para inversión en infraestructura.

Benlliure Bilbao hizo hincapié en que el derecho a la vivienda implica garantizar la calidad de vida de los habitantes brindándoles todos los servicios, así como cercanía de sus centros de trabajo. Recalcó la importancia de promover una vivienda sustentable en escala de barrio, que acoja a los habitantes de los estados, y que tenga precios asequibles. Por esta razón, dijo, el gobierno de la ciudad impulsa un modelo de desarrollo urbano integral sustentado en el derecho a la vivienda a través de la promulgación de los lineamientos para la aplicación de la “Norma para impulsar y facilitar la construcción de vivienda para los trabajadores y derechohabientes de los organismos nacionales de vivienda en suelo urbano” (publicada en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, GOCDMS, el 12/06/2020) y del “Acuerdo mediante el cual se establece el Programa de Reactivación Económica y Producción de Vivienda Incluyente Popular y para Trabajadores en la Ciudad de México” (GOCDMX 15/06/2020).

El director general de Servimet dio a conocer que los proyectos se promueven mediante la Norma de Ordenación Núm. 26 “Para incentivar la producción de vivienda sustentable de interés social y popular en la Ciudad de México”, un instrumento para permitir que la vivienda social y popular pueda acceder a mejores ubicaciones en suelo urbano.

Por su parte, Luis Rojas Nieto planteó una serie de propuestas, como impulsar el Plan de Reactivación Económica fomentando la construcción inmobiliaria incluyente y sustentable; desarrollar un plan inmediato de obras de infraestructura para espacios públicos, así como la integración del Instituto de Planeación de la Ciudad de México para coordinar y verificar dichas obras. Asimismo, mencionó que se debe aprovechar la coyuntura para del T-MEC e impulsar el desarrollo de infraestructura para el turismo; acceso a créditos y agilización de los procesos para el pago de las estimaciones y anticipos, con objeto de asegurar la liquidez en las empresas, así como promover los nuevos proyectos con apoyo de la inversión privada.

El presidente de la CMIC CDMX propuso la creación de un modelo con base en fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibra) para el financiamiento de vivienda incluyente para los trabajadores no afiliados a los organismos nacionales de vivienda. Con él se busca que, mediante la creación de una mutual, se permita generar un sistema para que el trabajador pueda tener acceso a diversos modelos para la adquisición de vivienda. Será necesaria, dijo, la colaboración de los organismos de gobierno para la obtención de créditos que permitan la compra de los inventarios de vivienda a los constructores y acercar el modelo a los trabajadores. También propuso que sea la Sociedad Hipotecaria Nacional la institución que administre los Fibra.

Finalmente, se dio paso a la sesión de preguntas y respuestas, moderada por Sergio Villalobos. Uno de los temas más destacados de esta sesión fue la relevancia de la adecuación de la vivienda a la realidad de los créditos otorgados por los organismos nacionales de vivienda. Akabani Hneide recordó que en la Ciudad de México hay 500 millones de pesos en microcréditos para mypime, y algunos se otorgan por parte del Fondo para el Desarrollo Social. También mencionó que en ocasiones las empresas constructoras no participan de forma completa en las licitaciones por temas de solvencia. Destacó la importancia de la capacitación de las empresas.

Finalmente, el presidente de la CICM dijo que la pandemia abre oportunidades para el desarrollo del gremio de la ingeniería civil y la arquitectura, pues son estos profesionales quienes impulsan la construcción de la vivienda, las vías comunicación, las presas y toda la infraestructura necesaria para que un país pueda funcionar adecuadamente.
Esta primera sesión concluyó con la reflexión del director del Foro CMIC 2020: “El eje transversal es la planeación, pero la planeación sin seguimiento no nos lleva a ningún lado”.

Reactivación de la economía con una visión sustentable

Uno de los principales retos que enfrenta la Ciudad de México es lograr una reactivación económica con un estándar de sustentabilidad y visión de largo plazo que garantice un mejor futuro a las próximas generaciones; por ello es necesaria la participación de autoridades, academia y expertos del sector de la construcción, para incentivar las acciones que se requieren y hacer de la sustentabilidad el eje rector para lograr el objetivo, coincidieron los panelistas en sus intervenciones.

Al presentar los alcances de este encuentro virtual, Alicia Silva Villanueva, moderadora del panel, mencionó que ante las condiciones actuales es necesario que en la Ciudad de México se adopten medidas similares a las de países europeos y asiáticos, en el sentido de impulsar una reactivación económica con énfasis en el cuidado de los recursos naturales donde la industria de la construcción sea parte de la solución.

“Estamos viendo que la economía tiene que ser replanteada, que nuestro comportamiento tiene que ser replanteado y también el diseño de las casas, de los edificios, de las oficinas […]; para ello, la industria de la construcción es un eje importantísimo para sumarse al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030 para la Ciudad de México”, afirmó.

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), Jesús Antonio Esteva Medina, informó sobre las acciones más importantes emprendidas por la dependencia a su cargo para reactivar la industria de la construcción en obras de infraestructura urbana, hidráulica, de residuos urbanos sólidos, medio ambiente y recuperación de espacios públicos, y dijo que la obra pública no se ha suspendido en la ciudad.

Reconoció la destacada labor de los constructores locales en la ejecución de proyectos encaminados a la sustentabilidad, y detalló que para el ejercicio 2020 se generarán 987,183 fuentes de empleo con una inversión total de 78,757 mdp en obras públicas, programas sociales y obras privadas.

Esteva señaló que en la infraestructura que tiene que ver con educación, salud, un medio ambiente más sano y una movilidad integrada, el reto verde de los proyectos incluye plantación, basura cero, sembrado de parques y recuperación de espacios públicos; mencionó el Cablebús línea 1, el trolebús elevado línea 8 y los proyectos viales de conectividad en el aeropuerto.

En su oportunidad, Eduardo Juárez Aguirre, coordinador general de Desarrollo Urbano de la Seduvi, señaló que se trabaja en el ejercicio de planeación urbana con una óptica de resiliencia, entendida ésta como la aptitud de no colapsar ante situaciones que ponen en tensión la capacidad de la ciudad, para llevar a cabo sus funciones básicas y genéricas buscando la viabilidad de largo plazo. “La resiliencia es el eslabón entre el presente y el futuro de la ciudad, y componente fundamental para su planeación sostenible”, expresó.

Comentó que no puede haber desarrollo sostenible con pobreza e hizo hincapié en los programas del Instituto de Vivienda para vivienda social; hizo mención de los 12 corredores urbanos, cuya intención es mantener la centralidad de la ciudad a precios asequibles; por último, invitó al sector a realizar sus trámites mediante la Ventanilla Única Digital.

Myriam Urzúa Venegas, titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, indicó que ante una visión privatizadora que había estado presente en la gestión de riesgos durante los últimos años, con la administración actual se ha dado un giro de 180 grados para privilegiar el bienestar y el desarrollo urbano de los habitantes de la ciudad. Destacó el compromiso con los lineamientos de Naciones Unidas en la nueva agenda urbana y la agenda 2030, y mencionó las acciones que se realizan para reducir el riesgo de desastres, el perfeccionamiento del Atlas de Riesgos y los sistemas de alerta temprana sobre peligros naturales, en particular de los sismos, así como la socialización de los temas de riesgos y resiliencia entre la ciudadanía. “La Ciudad de México desarrollará una cultura de resiliencia promoviendo la participación ciudadana, la corresponsabilidad, la ayuda mutua y el auxilio de la población”, concluyó.

El coordinador general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Rafael Carmona Paredes, habló sobre la sustentabilidad del abasto de agua a la capital del país, y resaltó la importancia de incorporar tecnologías de punta en acciones como la macromedición de las líneas principales de la red hídrica y la telemetría en el 100% de los pozos del Lerma y la CDMX para dar viabilidad al sistema. Indicó que entre las metas trazadas para alcanzar el objetivo de llevar a los hogares agua suficiente en cantidad y calidad para el año 2024 se encuentra la recuperación de 400 l/s este año y 400 más los años subsecuentes hasta tener un total de 2,000 l/s mediante la detección oportuna de fugas en las fuentes de abastecimiento y la red hidráulica.

Además de funcionarios públicos, se contó con la aportación de la directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Rosa María Ramírez Zamora, quien comentó que ante las circunstancias actuales cobran una relevancia mayor los aspectos de la movilidad, y para ello la academia plantea el desarrollo de sistemas e infraestructura de transporte, mediante los cuales se beneficiaría a la población más vulnerable, por ejemplo con la elaboración de rutas Covid-19 Express para conectar personas en zonas de alta vulnerabilidad hacia las zonas donde realizan sus actividades, con horarios bien establecidos. Agregó que el II UNAM trabaja en diversos proyectos de investigación para implementar avances tecnológicos que permitan construir ciudades resilientes donde se fomente una reactivación económica con respeto al medio ambiente.

María Ariza, directora de la Bolsa Institucional de Valores, expuso sobre el financiamiento de proyectos de desarrollo encaminados a lograr el cumplimiento de los objetivos de tener localidades sostenibles, bonos verdes y evaluación de los proyectos para obtenerlos, así como la gama de alternativas de financiamiento: acciones, certificados bursátiles fiduciarios de proyectos de inversión o Cerpi, certificados de capital de desarrollo o CKD, Fibra y Fibra E, bonos temáticos o deuda y otros mecanismos que también consideran los estándares de sostenibilidad. “El mercado es un aliado relevante para adquirir liquidez en tiempos poco favorables, expresó.

El presidente de la CMIC Ciudad de México acompañó la sesión y agradeció la participación y disposición de los panelistas, mientras que el director del foro extendió la invitación al público al tercer panel, “Normatividad y financiamiento”

Elaborado por Helios Comunicación con información de la CMIC Ciudad de México. Los paneles 1 y 2 del foro pueden verse en los siguientes enlaces:

Panel 1: https://youtu.be/gI0914ofIXA,
Panel 2: https://youtu.be/8g0tDy-R3C

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 644 Junio 2020