Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), de la mano del sector privado turístico y autoridades federales, busca crear una estrategia puntual para la conservación y mantenimiento de infraestructura relacionada para ayudar en la reactivación de los dos sectores y mejorar experiencias de viaje, afirmó su vicepresidente de Infraestructura Turística, Quel Galván.

“México es grandísimo y rico en todos los segmentos turísticos, pero es necesario mejorar las condiciones de las carreteras que conectan los destinos, los aeropuertos, las marinas, las centrales de autobuses o los Pueblos Mágicos para que sigan siendo un atractivo”, comentó.

Desde su perspectiva, el mal momento que viven la construcción y el turismo obliga a buscar soluciones y no esperar a que “todo lo resuelva el gobierno” sino hay que ser proactivos e, incluso, analizar las posibles fuentes de financiamiento de los trabajos a realizar, como puede ser la banca privada y de desarrollo.

En ese sentido, este año se integraron al Consejo Nacional Empresarial Turístico y el mes pasado instalaron una mesa de infraestructura turística en donde también participan la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (AMDETUR), la Asociación de Inversionistas en Hoteles y Empresas Turísticas (AIHET), la Asociación Mexicana de Marinas Turísticas (AMMT), la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) y la Unión de Secretarios de Turismo (ASETUR).

¿Cuál es el siguiente paso en esta nueva relación turística?, se le preguntó

Generar información precisa y que el gobierno conozca las necesidades de manera directa, en nuestro caso tenemos información directa de nuestros afiliados en el país, y con ello se pueda priorizar el gasto público y ver las opciones de participación del sector privado. Incluso podemos proponer esquemas de asociación pública privada.

A la par, la CMIC ha emprendido otras acciones focalizadas para promover nueva infraestructura turística. Una de ellas es la integración de ocho proyectos que sumarán inversiones por 1,861.5 millones de pesos en un listado que se entregó a la Conferencia Nacional de Gobernadores.

En ese documento las inversiones más cuantiosas tendrían lugar en los estados de San Luis Potosí y Tamaulipas.