Fuente: Inmobiliare/ Redacción

Debido a la crisis sanitaria la Comisión Federal de Electricidad (CFE) determinó cancelar las licitaciones abiertas internacionales para la construcción de cuatro plantas; dos de ciclo combinado a gas natural, una de combustóleo y otra geotérmica.

La determinación fue tomada por los efectos de la crisis global derivados de la pandemia del Covid-19, así como por la restricción presupuestaria bajo la política de no endeudamiento del país a fin de optimizar los recursos económicos.

“La Comisión Federal de Electricidad ha determinado que no existen las condiciones necesarias para continuar con el desarrollo del concurso abierto internacional […], por lo que se ha decidido CANCELAR el mismo, sin responsabilidad alguna para la Comisión, dando por concluido el procedimiento de contratación” expresó la CFE en cada uno de los casos de las licitaciones.

Esta decisión no implica responsabilidad por los costos asociados con la preparación de las ofertas de los concursantes, por lo que no existe la obligación para otorgar compensación o indemnización alguna.

Entre las empresas interesadas en participar en el proceso estaban: General Electric, Acciona, Abengoa, Siemens, Mitsubishi y Techint.

Las plantas que fueron anuladas iban a estar ubicadas en los estados de Guanajuato, San Luis Potosí, Baja California y Veracruz.

El proyecto 347 CC Salamanca, en Guanajuato, tendría una capacidad neta garantizada de 836.79 MV (más/menos 4 por ciento), considerando como combustible el gas natural. Mientras que la 323 CC San Luis Potosí, hubiera contado con una capacidad neta garantizada de 804.80 MV (más/menos 10 por ciento), con gas natural de combustible y estaría localizada en el municipio de Villa de Reyes.

Por otro lado, el proyecto Baja California Sur VI, hubiera contado con una capacidad neta garantizada de 42.26 MV (más/menos 15 por ciento) consumiendo combustóleo o gas natural. Asimismo, la localizada en el campo geotérmico de Los Humeros (Los Humeros III fase B), en la región oriental de Puebla y occidental de Veracruz, hubiera logrado una capacidad neta garantizada de 25 MV.