Fuente: Camila Ayala Espinosa

  • Para los próximos cinco años se prevé una inversión anual, en promedio, de mínimo 35,000 millones de pesos.

Si bien la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, reconoció que el valor de la construcción cayó en el 2019 —12.0% a tasa anual real, el peor resultado en los últimos cuatro años —, aseguró que realizan acciones para impulsar a esta industria y así, el escenario cambie.

En el marco de la firma del Convenio para el Fortalecimiento de la Normatividad en Materia de Edificación, la mandataria aseveró que para los cinco años restantes de su administración se garantiza una inversión anual, en promedio, de mínimo 35,000 millones de pesos.

“Casi 35,000 millones de pesos que se van a estar invirtiendo cada año en obra pública y vivienda; y además ya comienza a iniciarse obra privada en la ciudad”, afirmó.

En ese sentido, se estaría efectuando una inversión total de 175,000 millones de pesos, las dependencias capitalinas que desarrollarían las obras serían la Secretaría de Obras y Servicios, Secretaría de Movilidad, el Sistema de Aguas local y la Comisión para la Reconstrucción.

Sheinbaum Pardo puntualizó que para este año se trabajó en aumentar más el presupuesto para desarrollar obra pública” se están destinando 20,000 millones de pesos para la Secretaría de Obras y Servicios, casi 7,000 millones para el Sistema de Aguas y 3,000 millones en movilidad”.

“Esto tiene que ver con una redefinición que hicimos del presupuesto (…) Redujimos gasto de operación para poder colocarlo en gasto de inversión o en inversión en la ciudad, lo que significa algo fundamental para la ciudad, porque esta ciudad lo que requiere es, de manera muy importante, inversión en infraestructura pública”, destacó.

Señaló que no solamente se debe impulsar a la obra pública en la capital, también se debe ayudar a crecer más al desarrollo de infraestructura privada; para ello están liberando a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) los permisos de construcción y trabajando con los vecinos de la capital para que se generen acuerdos con el empresariado inmobiliario.

“No sólo de obra pública vive la economía de la ciudad, en términos de la obra privada ya hemos dado un avance muy importante con la Seduvi; hay ya los permisos de construcción, ya prácticamente salieron muchísimos que estaban atorados por distintas razones”, expuso.

“Así que, este año va a ser un año muy importante para la ciudad en términos de obra pública, de obra privada y además de esta certeza jurídica para la seguridad de las construcciones en la ciudad”, indicó.

Más acciones
Además de invertir en obra pública y empezar a liberar permisos de construcción para el sector privado, la jefa de Gobierno añadió que ha estado en contacto con los desarrolladores inmobiliarios para que vean que se está apostando por un nuevo modelo de ciudad más ordenado y sustentable.

“Se ha trabajado mucho con los desarrolladores inmobiliarios en la perspectiva de un cambio en el modelo de ciudad, ellos están de acuerdo, al mismo tiempo nosotros estamos transparentando y haciendo mucho más rápido los permisos”, puntualizó.

Agregó que se creó el Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente para ese nuevo modelo de ciudad, pero también para reactivar al sector de la construcción.

Convenio
Claudia Sheinbaum manifestó que se seguirá cuidando que se respeten los reglamentos de construcción, además de que la prioridad es que los edificios sean seguros, por ello, firmó el Convenio para el Fortalecimiento de la Normatividad en Materia de Edificación con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Ciudad de México y con el Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Precisó que este convenio surge porque, actualmente, la capital del país cuenta con un reglamento de construcción, sin embargo, hace falta crear una ley. “Va a fortalecer la normatividad relacionada con las edificaciones de la Ciudad de México; la Ciudad de México tiene un Reglamento de Construcciones, pero ese reglamento es un reglamento sin ley (…) El objetivo es tener una Ley de Edificaciones, no tiene qué ver con el desarrollo inmobiliario de la ciudad que tiene su propia normatividad, que es la Ley de Desarrollo Urbano”.

Comentó que la CMIC colocará cerca de 10 millones de pesos para que un equipo de especialistas, donde el Instituto de Ingeniería de la UNAM estará a la cabeza, elaboren estudios y así creen la Ley de Edificaciones de la Ciudad de México.