Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • Jorge Nuño Lara, afirmó que existe actualmente una cartera de 28 proyectos del sector privado que representan un monto de 74,032 millones de pesos, de los cuales dos ya están en ejecución por 12,142 millones de pesos.

Infraestructura privada, un salvavidas. El jefe de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Jorge Nuño Lara, afirmó que existe actualmente una cartera de 28 proyectos del sector privado que representan un monto de 74,032 millones de pesos, de los cuales dos ya están en ejecución por 12,142 millones de pesos.

El monto es superior a los 50,000 millones de pesos anunciados en julio del año pasado por la dependencia para acelerar la creación infraestructura en el país sin impacto presupuestal.

Durante su participación en un foro con empresarios del sector de la consultoría, el funcionario precisó que en el gobierno federal están convencidos de que el desarrollo de obras es la herramienta ideal para impulsar el crecimiento económico en un momento que no hay un “espacio fiscal muy abundante”

“Es nuestra convicción acelerar los procesos para que los proyectos se ejecuten a la brevedad cumpliendo con todos los requisitos junto con las dependencias relacionadas. Por ejemplo, con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estamos viendo temas de desdoblamiento de concesiones de autopistas, desdoblamientos y reequilibrios.

Hoy tenemos 28 proyectos de infraestructura, pero nos dicen que viene más portuarios y aeroportuarios”, detalló Nuño.

Por lo pronto, entre las obras -inversiones que están en marcha destaca la relacionada con la ampliación de la concesión de la autopista Mitla-Tehuantepec, a cargo de Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL) y la construcción del viaducto Santa Catarina, en Monterrey, por parte de la empresa Roadis. En proceso de autorización, la Unidad de Inversiones tiene cinco proyectos por 18,154 millones de pesos y en proceso de preparación 19 obras que implicarán una inversión de 43,337 millones de pesos (entre ellas la autopista Siervo de la Nación que resulta estratégica para conectar el nuevo aeropuerto de Santa Lucía).

Además, están en proceso de definición de las características que deben tener las obras bajo la modalidad de propuesta no solicitada.