Fuente: Obras/ Georgina Baltazar

  • Con principios de economía circular, Cemex Ventures y Dow reciclan plásticos para crear carreteras más resistentes, al tiempo que ITESO lanza licenciatura en desarrollo inmobiliario sustentable.

Hace unos días Cemex Ventures anunció la adquisición de Arqlite, fabricante de grava artificial con residuos plásticos que evita el uso de agregados naturales de cantera y concretos ligeros de baja huella de carbono (CO2), además de especialista en la instalación de lechos drenantes para construcción y paisajismo.

La tecnología desarrollada por la startup originaria de California, EU, permite reciclar residuos plásticos que, por lo general, son enviados a rellenos sanitarios o contaminan el medio ambiente. El agregado producido por Arqline es tres veces más ligero que la piedra, además de que aumenta 10 veces el aislamiento térmico y acústico, comparado con un agregado mineral, por lo que ofrece una mejor calidad constructiva y conservación de energía.

La baja conductividad térmica del plástico reduce su reacción a variaciones extremas de temperatura y, por lo tanto, la posibilidad de fracturar o alterar la mezcla de concreto.

Alianzas que fomentan innovación
Otro ejemplo de los avances de la industria de la construcción hacia la economía circular es el tramo de 4 kilómetros de carretera en Irapuato-La Piedad, Guanajuato, inaugurada en octubre pasado tras ser pavimentada con una formulación de asfalto modificado con Elvaloy y 2 toneladas de plástico postconsumo humano (equivalentes a 425,000 empaques flexibles de plástico).

Dow —en conjunto con las empresas VISE, Surfax, Lasfalto y Omnigreen, además del apoyo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes— desarrolló este material que, además de reducir la huella de carbono, ayuda a habilitar carreteras más duraderas y resistentes.

En comparación con un asfalto convencional, estas tecnologías mejoran el desempeño y las propiedades, sobre todo para evitar ahuellamiento, deformación y ruptura, lo cual aporta mayor durabilidad y seguridad al pavimento, explica Iván Trillo, jefe de Sostenibilidad en Dow, firma que planea construir 120 kilómetros de carreteras con estas formulaciones a nivel global.