Fuente: Reforma/ Víctor fuentes

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) pisó el acelerador para adjudicar contratos de obra antes del cierre de año, luego de que en agosto tuvo que declarar desiertas seis licitaciones tras detectar irregularidades en las ofertas de varias empresas.

Entre el 4 de noviembre y el 5 de diciembre, el CJF falló diez licitaciones para contratos que suman mil 222 millones de pesos, ocho de ellos para Centros de Justicia Penal (CJP) que son urgentes.

De los diez contratos, ocho fueron ganados por tres consorcios: Constructora El Cajón, filial de ICA, y Construcciones y Desazolves Beet levantarán los CJP de Los Mochis, Ciudad Victoria y Xochitepec, que suman 446 millones de pesos.

Por su parte, Ingeniería y Desarrollo Arquitectónico se hará cargo del CJP de Salina Cruz, Oaxaca, así como de renovaciones de aires acondicionados y otras instalaciones en Hermosillo, Mazatlán y Puente Grande, por 241 millones de pesos.

Instalaciones Maga, una empresa de Monterrey, ganó los CJP de Xalapa y Ciudad Obregón por 305 millones.

De las empresas que entre 2015 y 2017 dominaron decenas de contratos de obra del CJF, la única que aparece ahora es Constructora y Promotora Satélite, que levantará el CJP de Culiacán por 167 millones de pesos.

El proyecto más costoso de los licitados este año, sin embargo, resultó desierto. Se trata del reforzamiento y obras complementarias del edificio Américas en Guadalajara, valuado en 288 millones de pesos.

El CJF cuenta con un fideicomiso para los CJP, que no está sujeto a las reglas de anualidad del Presupuesto de Egresos, y que al cierre de septiembre tenía saldo de 4 mil 32 millones de pesos.

El CJF también adjudicará vía licitación tres contratos para mantenimientos mayores de los equipos y sistemas en edificios de tribunales de todo el país, para los que tiene 355 millones de pesos, pero los fallos de esos concurso serán anunciados en enero y el dinero será ejercido durante todo 2020.