Fuente: El Sudcaliforniano/ Elías Medina

  • Se retrasan trámites debido a que se saturó el sistema en el IMSS

Los presidentes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, y de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda en Baja California Sur, Luis Huerta Carlos y Estrada Talamantes, informaron que la totalidad de sus empresas agremiadas están cumpliendo con los requerimientos marcados por el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, respecto a las medidas de prevención y contención de la pandemia de Covid-19.

No obstante aceptaron la posibilidad de que pequeños subcontratistas no estén acatando estas disposiciones por lo que hicieron un llamado a la autoridad para que intensifique los operativos de supervisión, a efecto de evitar que se pueda disparar el número de contagios.

Tanto Estrada Talamantes como Luis Huerta coincidieron en señalar queno ha sido posible cumplir con los requisitos exigidos por el IMSS debido a que a esa institución tieneel sistema está saturado, y por tanto los trámites se encuentran detenidos.

No obstante aclararon que –según información emitida por el IMSS- no contar con este requisito no es motivo para cancelar obras ni imponer sanciones, siempre y cuando se estén respetando las indicaciones en materia de seguridad sanitaria.

Entre tanto, las empresas llevan su bitácora diaria, aplican los cuestionarios, toman la temperatura a los trabajadores y siguen con los cursos de capacitación de la Coepris. Los constructores somos los más interesados en que nadie se nos enferme, dijo Carlos Estrada.

Por otra parte, señaló que de las 14 empresas afiliadas a la Canadevi 12 están trabajando; el 80% en La Paz y el resto en el municipio de Los Cabos, aunque en el sur de la entidad hay una gran cantidad de obras grandes de hoteles y residencias, muchas de ellas sin estar afiliadas a ninguna organización camaral.

Hizo mención de la importancia de mantener vigente la industria de la construcción, aunque alertó sobre la grave situación económica que enfrenta la mayoría a causa de la falta de liquidez para capital de trabajo.

Finalmente y por separado, Luis Huerta aclaró que no todas las constructoras que hicieron el trámite ante el IMSS y la Coepris están operando, de tal manera que habría que revisar el porcentaje de las que trabajan y cumplen con la normatividad, una vez que la mayoría están en espera de contratos, convocatorias, licitaciones o invitaciones para obra pública.