Fuente: El Financiero/ Luis Lozano

  • Para lograr el transporte de pasajeros, turistas y carga, el proyecto contará con entre 21 y 26 locomotoras a lo largo de los mil 500 kilómetros de vía, de acuerdo con Fonatur.

Los turistas, pasajeros y el transporte de carga serán distribuidos hasta en 26 locomotoras que formarán parte del Tren Maya, informó el director del Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

En entrevista con El Financiero, el funcionario a cargo del proyecto de infraestructura más importante del actual gobierno destacó que se buscará coordinar con tecnología de logística el uso de la vía, pero que por su tamaño, el proyecto podría ser recorrido por hasta 20 trenes en sus más de mil 500 kilómetros.

“Vamos a andar en un rango entre 21 a 26 (locomotoras) más o menos. Son cuestiones de horarios, y cuestiones ya que cuando montemos, muchos laderos, hay tramos que inclusive ya va a haber doble vía siempre, por ejemplo Cancún-Tulum va a tener doble vía, va a haber muchos laderos que son vías laterales, estamos viendo para organizarnos en ese sentido”, comentó.

“Los sistemas electrónicos y de control que sirven actualmente son muy efectivos para todo ese tipo de coordinación, vamos a utilizar lo más moderno de sistemas de control”.

De acuerdo con el gobierno federal, el tren será usado para el transporte de turistas en la región, para lo cual incluso se crearán rutas para visitantes en cada una de las 15 estaciones del proyecto. Además, se prevé destinarlo para el transporte de trabajadores entre las comunidades conectadas.

Igualmente, se planteó que por las noches, el Tren Maya funcione como transporte de carga de mercancías y combustibles entre los cinco estados por los que pasará, pues también se contempla de extender algunos ramales hacia puertos como Seybaplaya en Campeche y Progreso en Yucatán.

Por otra parte, Jiménez Pons insistió en que se construirá un transporte ecológico, probablemente un tren de hidrógeno, para conectar la reserva de la biósfera de Calakmul con el tramo principal del tren.

“Necesitamos penetrar de alguna forma, con el costo ambiental menor posible, estamos considerando una cosa que se llama ‘sky tram’ (teleférico), estamos viendo otras alternativas pero el chiste es que es muy importante, es que la carretera no es opción porque en las carreteras cualquiera puede entrar y salir, entonces en una reserva siempre se da mucho mejor control hacerlo a través de un sistema como un tren, algo que tengamos un control “, explicó.

La propuesta del ‘sky tram’ podría asemejarse a los transportes del mismo nombre instalados en Costa Rica, en las reservas naturales de Monteverde y El Arenal.