Fuente: El Sol de México/ Juan García Heredia

Al dar a conocer que en el cuarto trimestre de 2019 cayó por primera vez el valor bruto de la edificación inmobiliaria en México, el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano Herrera, destacó que el proyecto de la refinería de Dos Bocas, junto con el remozamiento de las refinerías y las centrales eléctricas existentes ayudarán a que este sector se recupere y tenga un crecimiento de dos por ciento durante 2019.

“En lo que se refiere a la refinería, estas obras en general son las que creemos que pueden hacer que el PIB (Producto Interno Bruto) de la construcción crezca a las tasas que estamos pronosticando. La refinería es una de ellas, pero en general lo que se está planeando para Pemex darían este crecimiento a corto plazo”, dijo en conferencia de prensa.

En Tabasco, el desempleo llega a 7.55% en abril
Aclaró que eso “no quiere decir que pensemos nosotros que sea una buena decisión hacer esa refinería. Nosotros creemos que apostar en este momento a la refinación no es la mejor inversión. Creemos que es más económico importar las gasolinas, más baratas; incluso, si se tiene alguna preocupación por temas de seguridad energética, pues se podría mejor construir almacenamiento y almacenar más gasolina o adquirir alguna refinería en Estados Unidos, que sería más barato que realizar la refinería (en Dos Bocas, Tabasco)”.

En su informe Situación inmobiliaria México, correspondiente al primer semestre de 2019, BBVA Bancomer considera que el sector construcción crecerá en 2019 por arriba de dos por ciento en caso de que se cumpla con las obras energéticas y de transportes propuestas por el gobierno federal, así como por un avance discreto de la edificación productiva.

Sin embargo, 2018 no fue un año con buenos resultados para esa industria, pues durante la reunión, Serrano Herrera dio a conocer que el PIB de la construcción cerró con un alza de 0.6 por ciento, debido al declive de la obra civil y una desaceleración en las edificaciones.

Asimismo, abundó la institución financiera, el aumento en 10 por ciento de los costos que enfrentan los constructores sigue creciendo por arriba de la inflación general.