Sube preferencia por la vivienda usada y cercana al sitio de trabajo

Baja 23.4% la compra de casas o departamentos nuevos; sector inmobiliario crece en regiones donde hay industria automotriz y turismo

Fuente: La Razón/ Ericka Pedrero

La compra de vivienda nueva en el país cayó 23.4 por ciento en el primer cuatrimestre del año, pero aún hay estados en donde se registran crecimientos, como Aguascalientes, Tamaulipas o la Ciudad de México, debido a la llegada de la industria automotriz o el turismo en la región. Aunado a ello ha crecido la preferencia por inmuebles usados de nivel medio y residencial.

El presidente de la firma consultora Realty World, Jorge Paredes Guerra, indicó que “la perspectiva por regiones es de que crezca la colocación de vivienda nueva en los estratos de bajos ingresos, en las zonas vinculadas con la industria automotriz en los estados de Jalisco, Guanajuato, Coahuila, Nuevo León, Querétaro, Aguascalientes y Tamaulipas”.

En su reporte Monitor Inmobiliario, Paredes Guerra detalló que la tendencia para la vivienda nueva en los siguientes meses también será más positiva en las zonas turísticas como Yucatán y Quintana Roo.

Cabe destacar que la adquisición de inmuebles usados ha registrado un crecimiento de 5.6 por ciento a nivel nacional, impulsado por la ventas de casas y departamentos residenciales y residenciales plus, que tienen un precio por arriba del millón y medio y de los tres millones de pesos, respectivamente.

Los datos del documento lo comprueban, ya que la vivienda residencial creció 3.12 por ciento a nivel nacional de enero a abril de este año, y la residencial plus aumentó un 6.28 por ciento, a diferencia de lo que ocurre con los inmuebles para el segmento medio, tradicional y popular, que presentaron desplomes de hasta 26 por ciento.

Ante ello, el presidente de Realty World resaltó que los estratos altos de vivienda, tendrán una tendencia de crecimiento en la Ciudad de México, el estado de México, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Guanajuato y Querétaro.

Paredes Guerra puntualizó que la tendencia del sector, en general, va a la baja, pues la vivienda media registró una caída de 11.65 por ciento en el primer cuatrimestre de 2017, la vivienda tradicional decreció 22.52 por ciento y la popular se desplomó hasta 26.55 por ciento; esto “impacta de manera significativa los números totales de la industria”, a nivel nacional.

Según la consultoría, la anterior información se corrobora con los datos presentados por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), pues los inmuebles recién construidos pasaron más tiempo en el inventario que en años previos. En el primer trimestre de 2017 duraron ahí 157 días, contra los 124 días que se mantuvieron ahí en 2016.

El único segmento dirigido para una población de recursos bajos, que tuvo un crecimiento, fue el de vivienda económica, con un alza de 16.7 por ciento. Cabe recordar que ésta tiene un valor de compra de hasta 269 mil pesos.

Detalla que también ha influido en la compra la inseguridad y la inflación.

2017-07-06T08:46:01+00:00 julio 6th, 2017|Vivienda|