Se estrenan tres vehículos de inversión en la BMV

Pese al entorno volátil en los mercados globales, este año se lograron colocar tres nuevos instrumentos en la BMV, que se tradujeron en inversiones cercanas a los 19,000 millones de pesos.

Fuente: El Economista/ Judith Santiago

Se trata del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpi) con los que se busca denotar la inversión y financiamiento en energía e infraestructura. Los bonos verdes en pesos son instrumentos de deuda para fondear proyectos amigables con el medio ambiente.

MIRA,empresa mexicana de bienes raíces, realizó la primera emisión del cerpi por 8,180 millones de pesos. De dicha cantidad, 3,999 millones recabó entre inversionistas institucionales en la BMV; adicionalmente Ivanhoé Cambridge, brazo inmobiliario de Caisse de Dépôt et Placement du Québec convirtió 4,100 millones de pesos y el resto de los recursos fueron aportados por la empresa.

Pinfra lanzó Fibra Vía, el primer fibra E por 11,835 millones de pesos. A través de este vehículo se monetizó la autopista México-Toluca.

Con la emisión de los primeros bonos verdes, los cuales se anunciaron en marzo pasado, se han detonado inversiones por 3,000 millones de pesos. Estos vehículos surgieron para apoyar el financiamiento de proyectos sustentables que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático.

Nacional Financiera hizo una primera emisión por 2,000 millones de pesos a un plazo de siete años. Esta emisión tuvo una sobredemanda de 2.92 veces y una tasa de 6.05 por ciento. Con lo cual se fondearán tres proyectos que corresponden a dos plantas minihidroeléctricas y un parque eólico.

La semana pasada el gobierno de la Ciudad de México captó 1,000 millones de pesos al ofertar bonos verdes en el mercado de valores local. El instrumento tiene un plazo de cinco años y estuvo sobredemandado 2.5 veces.

2016-12-12T15:01:55+00:00 diciembre 12th, 2016|Economía|