Fuente: La Jornada/ Fabiola Martínez y Alonso Urrutia

  • Será administrada por la Sedena
  • Ayer se presentó el proyecto de interconexión para esta terminal con las de Toluca y de la CDMX

Al reiterar la fecha de inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el 21 de marzo de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que la obra no se basa en ocurrencias, sino en planes bien diseñados y con recursos suficientes ejecutados de manera profesional.

En la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional se anunció también la creación de una empresa mercantil –de la cual se dio vista a la Secretaría de Hacienda esta semana– para operar la nueva terminal, que estará a cargo de 26 mandos militares. El 1º de julio próximo se inician las gestiones para obtener la concesión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y un año después comenzarían las pruebas para la certificación del modelo del AIFA, cuyo propósito es la operación segura y rentable.

Una vez que concluyan las construcciones del plan maestro, el proyecto se entregará a la sociedad mercantil AIFA S.A. de C.V. , cuyo consejo de administración será encabezado por la Secretaría de la Defensa Nacional.

René Trujillo Miranda, jefe del comité de administración del AIFA, indicó que se desarrollará un plan de negocios para el aeropuerto, y prometió que el área a su cargo hará un acompañamiento permanente y cuidadoso de los trabajos de construcción.

También ayer, funcionarios estatales y federales presentaron los proyectos para interconectar los aeropuertos del sistema metropolitano (Toluca e Internacional de la Ciudad de México).

La ampliación –en 23 kilómetros– del tren suburbano es la base de este alcance y se presenta como la vía más rápida (50 minutos) para llegar a la nueva terminal desde la Ciudad de México, aunque sería concluida tres meses después de la inauguración del aeropuerto, ya en obras en la actual base militar de Santa Lucía, en Tecámac, estado de México.

Cedric Iván Escalante, subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, detalló que en el tren suburbano se trasladarían hacia la nueva terminal hasta 90 mil personas al día. El proyecto es de 26 meses, tanto de planeación como de ejecución, a fin de ponerlo en servicio en junio de 2022. El enlace prevé un conjunto de obras: sobresalen el nuevo Mexibús, de Indios Verdes a Tecámac; la modernización de la autopista México-Pachuca, y concluir la autopista Ecatepec-Peñón.

Las obras conectarán la zona oriente de la capital con el área que lleva al nuevo aeropuerto, según explicaron la jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo. Ambas entidades destinarán recursos de inversión en torno al AIFA, así como el gobierno federal y concesionarios.

El mandatario estatal aseguró que el traslado del actual aeropuerto al Felipe Ángeles podría hacerse en 50 minutos, y del de Toluca hacia Tecámac, en una hora con 20 minutos.

Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, ingeniero residente general y comandante del agrupamiento de ingenieros de la base aérea de Santa Lucía, aseguró que concluirán la misión en tiempo y forma.