SCT analiza utilizar sus activos para financiar obras

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, aseguró a diputados que están analizando nuevas alternativas para financiar proyectos carreteros con los activos financieros de la dependencia, en respuesta a los recortes presupuestales que han registrado.

Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

Aunque no ofreció detalles, funcionarios relacionados con el tema explicaron que podría considerarse en ese plan a Caminos y Puentes Federales (Capufe), que tiene ingresos anuales cercanos a los 25,000 millones de pesos, y algunas autopistas del Fondo Nacional de Infraestructura para generar recursos extra.

Este martes, en una comparecencia de poco más de cuatro horas, en la Cámara de Diputados, Ruiz Esparza reconoció que están teniendo problemas para cumplir con la meta de 80 carreteras contemplada en el Programa Nacional de Infraestructura, a pesar de que a la fecha han culminado 57.

“Las carreteras federales y la conservación es un punto que nos preocupa porque el dinero es insuficiente. Estamos aportando propuestas a efecto de que pueda haber alguna fórmula, por ejemplo, a través de los activos financieros de las concesiones carreteras que tiene la secretaría”, comentó.

El titular de la SCT reiteró en su exposición los avances en el tren de pasajeros México-Toluca y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Del segundo dijo que su programa de autofinanciamiento ha sido la clave del éxito, toda vez que una buena parte de los recursos los aporta el pago de tarifa de uso de aeropuerto que pagan los usuarios de la actual terminal.

En más de una ocasión, el recuento de logros de la SCT generó aplausos de los asistentes, lo que no ocurrió cuando compareció en el Senado hace unas semanas.

Propuesta de Cofece, insegura

En relación a la propuesta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de abrir la puerta a nuevos taxistas en los aeropuertos del país, se manifestó respetuoso de la misma, aunque no coincide. “Los aeropuertos concesionados y el de la Ciudad de México nos preguntan sobre lo que pasará con la seguridad de los pasajeros que normalmente traen bienes y dinero (…) Si se abren y no hay control, tendremos un problema más grave que lo que se plantea como solución”, explicó.

2016-12-05T17:31:27+00:00 noviembre 30th, 2016|Comunicaciones y Transportes|