Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

A pesar de que se ha generado mucha información técnica sobre los beneficios de seguir con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), no se han difundido adecuadamente sus “bondades”, reconoció el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez, quien quedó sorprendido por la incorporación “de última hora” del aeropuerto de Toluca como un complemento en la próxima consulta.

“No queremos desacreditar que cualquier persona pueda votar o no, eso no, pero queremos que estén informados. Finalmente tenemos que tener paciencia para tomar una decisión sobre un tema tan complejo. Hemos insistido mucho en que debe haber una mejor planeación de infraestructura y lo que tenemos hasta ahora del aeropuerto de Santa Lucía no es suficiente para emitir un comentario técnico”, refirió.

Entre los argumentos que avalan sus deseos de que continúen los trabajos en Texcoco están: los estudios previos que se hicieron, la calidad de las empresas (nacionales e internacionales) que participan, la generación de turistas internacionales y el incremento de la competitividad nacional.

“Hace varias semanas escuchábamos que se iba a revisar con lupa la obra para que sea totalmente transparente y que no se iban a tolerar actos de corrupción. Por nuestro lado siempre estaremos de acuerdo en que todo debe quedar libre de sospechas y no toleraremos empresas que actúan al margen de la ley. Sin embargo, vemos que ese tema ya no está contemplado en la consulta”, señaló.