Fuente: Milenio Diario/ Pedro Domínguez

  • Proyectos estratégicos. Generan empleos y reactivan la economía en medio de la crisis generada por el virus, argumenta López Obrador, quien descarta rescates financieros y condonación de impuestos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador determinó no cancelar ningún proyecto emblemático de infraestructura de su administración para que sirvan como impulsores económicos en medio de la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Además informó que no habrá rescates ni condonación de impuestos al estilo neoliberal, sino que se van a ampliar los programas sociales para reactivar la economía y proteger a los más pobres. En su conferencia matutina, el mandatario explicó que seguirá construyendo el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas, Tabasco, y los trenes Transístmico y Maya.

“Vamos a mantener también los proyectos económicos estratégicos del gobierno, porque pensamos que seguir construyendo el aeropuerto son empleos, es reactivar la economía; seguir con el plan del Istmo, igual. Por cierto, ya empezamos a rehabilitar los puertos y la vía del ferrocarril; necesitamos la refinería, no solo la nueva, estamos rehabilitando (otras) afortunadamente desde el principio, el año pasado (se destinaron) 12 mil millones de pesos para las seis refinerías”, expresó.

“La refinería de Dos Bocas continúa por lo mismo, porque necesitamos aumentar nuestra capacidad de refinación y significa empleos, obra. El Tren Maya va a generar miles de empleos, pero eso no podemos pararlo. Vamos pronto a presentar todo el plan de recuperación económica, pero vamos por partes”, añadió AMLO.

Según las autoridades del país, solo el proyecto del Tren Maya significa la creación de 300 mil empleos durante su construcción; la refinería en Tabasco se calcula que empleará a alrededor de 135 mil personas mientras está en proceso de construcción y el aeropuerto de Santa Lucía podría sumar hasta 15 mil empleos de civiles. López Obrador dejó en claro que su administración está elaborando un plan de reactivación económica para hacerle frente al Covid-19; sin embargo, mencionó que es una receta distinta a la que se aplicaba en el pasado.

Anunció que el programa de Tandas para el Bienestar se ampliará, con la finalidad de dar créditos a los pequeños negocios, y a la par ya inició la distribución de las pensiones adelantadas para adultos mayores.

“Primero los más necesitados, creo que esto lo comparten todos los mexicanos. Ya nada de rescates al estilo del periodo neoliberal, que les daban a los bancos, a las grandes empresas. No, que ni estén pensando en que va a haber condonaciones de impuestos u otros mecanismos que se usaban antes. Si tenemos que rescatar, ¿a quién hay que rescatar? A los pobres”, expresó. Por tanto, detalló que los créditos estarán destinados a “pequeños comerciantes, a los que tienen talleres, ayudarlos, es parte del plan de recuperación”. Sin embargo, no especificó cuántos recursos extraordinarios se destinarán a este propósito.

El Presidente descartó hacer alguna modificación al presupuesto, al asegurar que se tienen suficientes reservas en el gobierno federal. Puso como ejemplo los ahorros generados por el combate al huachicol; detalló que del 27 de diciembre de 2018 a febrero de 2020 se logró rescatar 72 mil millones de pesos. “Esas son nuestras reservas”, dijo AMLO. AMLO ha asegurado en diversas ocasiones que los ahorros generados por construir el aeropuerto en la base militar de Santa Lucía también servirán para ayudar al gobierno en la crisis sanitaria.

Convocatoria de Morena. Llaman a convención por emergencia económica El presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, convocará con carácter de urgente a una convención nacional hacendaria y de emergencia económica con la participación del Poder Ejecutivo, gobernadores, alcaldes, partidos políticos e instituciones de educación superior, para hacer un diagnóstico común, generar un acuerdo de unidad nacional y superar la crisis financiera en puerta.

En entrevista con MILENIO, el diputado federal con licencia subrayó la necesidad de dar a la economía nacional una liquidez inmediata de 600 mil millones de pesos destinados a proyectos de inversión y reactivación de la economía para evitar la pérdida de empleos y asegurar el ingreso de miles de mexicanos, así como evitar la especulación y garantizar alimentos a la población. Admitió que las recomendaciones de aislamiento social por el Covid-19 impiden llamar a la convención en lo inmediato, pero urgió a celebrarla antes de septiembre.