Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

La interconexión entre el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es uno de los tres componentes del principal proyecto aeroportuario del gobierno federal que implicará una inversión de 11,961 millones de pesos.

El plan maestro considera la construcción de una vía de 45.7 kilómetros entre ambos aeropuertos con dos carriles exclusivos para el transporte por autobús de los usuarios partiendo de la Terminal 2 del AICM y siguiendo la ruta Periférico-Circuito Exterior Mexiquense, hasta la nueva terminal Información de la Sedena refiere que el trazo preliminar para la interconexión estima utilizar un tramo de aproximadamente 8 kilómetros del camino perimetral del polígono donde se construía el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.

A pesar de que la terminal contará con un moderno estacionamiento y centro de transferencia multimodal todavía no se ha difundido el plan integral de conectividad carretera.