Registro digital en obras

Fuente: Luis Antonio Vilchis Rivas/ Comisión de Seguridad Social del Colegio de Contadores Públicos de México

En torno a la campaña de digitalización que el IMSS ha desplegado con miras a simplificar una cantidad cada vez mayor de trámites, el año pasado se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las Reglas aplicables a los patrones y demás sujetos obligados que se dediquen de forma permanente o esporádica a la actividad de la construcción, mediante un acuerdo del Consejo Técnico.

A través del acuerdo ACDO.SA2.HCT.280617/148.P.DIR. del Consejo Técnico del IMSS se aprueba la emisión de una plataforma que permite registrar las obras de construcción, sus fases e incidencias a través del portal de servicios digitales del IMSS, en sustitución de la plataforma conocida como SATIC (Sistema de Afiliación de Trabajadores de la Industria de la Construcción).

Esta nueva plataforma se denomina Servicio Integral de Registro de Obras de Construcción (SIROC), y con objeto de abordar los principales puntos a destacar, partimos definiendo y reafirmando el marco legal de estas obligaciones.

El objeto de estudio se arraiga en la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, la cual vierte la regulación de la seguridad social en la Ley del Seguro Social, que entre otros asuntos define al IMSS como autoridad que administra la seguridad social en México y, como las demás leyes, establece obligaciones de al menos tres tipos:

  1. Obligaciones de hacer, por ejemplo, registrarse como patrón y registrar a sus trabajadores.
  2. Obligaciones de no hacer, como dar de baja a trabajadores mientras estén en periodo de incapacidad.
  3. Obligaciones de tolerar, entre otras, permitir el ejercicio de facultades de comprobación del instituto.

El cumplimiento de estas obligaciones se apoya en reglamentos, los cuales definen cómo dichas obligaciones deberán ser cumplidas. En materia de seguridad social, los principales reglamentos son:

  1. El Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización (RACERF), seguramente el de mayor consulta y aplicación.
  2. El Reglamento de Prestaciones Médicas del IMSS (RPM).
  3. El Reglamento del Seguro Social Obligatorio para los Trabajadores de la Construcción por Obra y Tiempo Determinado (ROTIC), sobre el cual se basa este texto.

El ROTIC consta de 25 artículos, algunos de los cuales establecen el alcance del reglamento y la definición de los conceptos “patrón de la construcción” y “obra de construcción”; excepciones en cuanto a los trabajadores permanentes y patrones no obligados; definición y obligaciones de “propietarios de obra”, “contratistas” y “subcontratistas”, y registro de obras y sus fases.

Ahora bien, la primera publicación de este reglamento apareció en noviembre de 1985, y a la fecha ha sido reformado en dos ocasiones: en enero de 1998 y en marzo de 2008. Con esta última modificación al reglamento y conjugando lo que dispone la fracción VIII del artículo 15 de la Ley del Seguro Social con el artículo 12 del ROTIC, surge la necesidad de un medio que permita dar cumplimiento al reporteo de información que se establece en estas disposiciones. Nace de esta manera lo que conocemos como SATIC, a través del cual se reportaría la información de las obras, sus fases e incidencias; constaba inicialmente de cinco formatos reportados en papel, y evolucionó en 2011 a seis formatos presentados vía internet, a través del sistema IMSS Desde su Empresa (IDSE). En 2017 se dejó sin vigencia esta mecánica, para dar paso al SIROC.

Haciendo un ejercicio de comparación para tener una mejor referencia de las características del SIROC, se puede observar lo que sigue.

  1. La gestión del SATIC se realizaba a través del IDSE; actualmente, el SIROC se gestiona a través del escritorio virtual del IMSS.
  2. La estructura del SATIC constaba de seis formatos, entre los cuales se generaba confusión sobre la mecánica de reporteo: el momento de reportar y quién debía hacerlo. Con el SIROC, la estructura se simplifica en dos módulos, uno para el registro de las obras y el segundo para el registro de las incidencias de éstas. Las incidencias que se contemplan son:
  • Suspensión, que puede darse por clausura, caso fortuito o de fuerza mayor, falta de financiamiento, huelga o proceso judicial.
    Reanudación.
  • Actualización, que contempla motivos como adendum o dedendum por ampliación o reducción del monto del contrato, trabajos extraordinarios, errores de captura y ampliación de plazo.
  • Cancelación por caso fortuito o de fuerza mayor, falta de financiamiento, expropiación, rescisión de contrato o proceso judicial.
  • Terminación.
  • Reporte bimestral, del cual se habla en el siguiente numeral.

Además de lo anterior, ahora es posible registrar una fase de obra sin que la obra principal haya sido registrada aún, tan sólo dando aviso de su ubicación.

Una incidencia que se reportará en el SIROC y que no se reportaba en el SATIC es el avance financiero de la obra, (el monto del presupuesto ejercido a la fecha de reporte), el cual deberá informarse cada bimestre. Destaca una semaforización de cumplimiento respecto a subcontratistas que omitan presentar esta información y alertas en caso de que lo reportado bimestralmente, acumulado a la fecha del reporte, sobrepase el presupuesto indicado al registrar la obra o la fase.

De conformidad con el artículo 9° del ROTIC, la relación mensual de trabajadores que debe reportarse de manera bimestral ahora se tendrá por cumplida a través de la nueva versión 3.5.0 del SUA, en la cual se deberá vincular a los trabajadores que correspondan a la obra que se controle con el registro patronal de que se trate, lo cual se reportaba a través del SATIC 5.

Otro aspecto interesante que no se ofrecía a través del SATIC es la posibilidad de tener siempre conocimiento de los sujetos obligados que se relacionan con la obra registrada; también se cuenta con un semáforo de éstos, el cual indica únicamente de manera informativa el estatus de su opinión de cumplimiento a la que se refiere el artículo 32-D del Código Fiscal de la Federación.

En contraste con el SATIC, ahora se tiene la posibilidad de registrar, por cada fase de obra, hasta tres correcciones a los datos relacionados con la fecha de término, la superficie y el monto de la mano de obra. Esta posibilidad se encuentra condicionada al adecuado cumplimiento de los reportes de avance financiero mencionados en el numeral 3.

Consideraciones
Gestión
El SIROC opera sobre la plataforma de servicios digitales del IMSS a través del escritorio virtual, para lo cual es necesario iniciar en la sesión personal del representante legal y así acceder a la sesión patronal.

Esta situación conduce a la necesidad de que quien se tenga como delegado para la administración de las obras de construcción tenga a su disposición la firma electrónica avanzada del representante legal, que, como sabemos, es un documento digital delicado.

  • El ROTIC consta de 25 artículos, algunos de los cuales establecen el alcance del reglamento y la definición de los conceptos “patrón de la construcción” y “obra de construcción”; excepciones en cuanto a los trabajadores permanentes y patrones no obligados; definición y obligaciones de “propietarios de obra”, “contratistas” y “subcontratistas”, y registro de obras y fases de éstas.

Registro de varias obras o fases por circunscripción territorial
Para registrar una obra o una fase de ésta, la circunscripción territorial del registro patronal que se utilice deberá corresponder a la ubicación de la obra. Esta situación asegura el estricto cumplimiento de las disposiciones del RACERF en cuanto a tener un registro patronal por cada municipio donde se tenga algún centro de trabajo.

Vigencia y obligatoriedad
Al operar en plataformas distintas (IDSE/IMSS Digital) no es posible migrar la información existente de obras en proceso a la plataforma del SIROC, por lo que aquellas obras que se hayan registrado a través del SATIC deberán continuar con esta modalidad hasta su conclusión y cierre de la obra que se trate.

Acuses de recepción
Se obtendrán los acuses con sello digital de autenticidad, los cuales se remitirán a través de correo electrónico y estarán disponibles en la plataforma SIROC para consulta e impresión en cualquier momento.

Conclusiones
El SIROC representa una etapa interesante en la evolución de los medios y herramientas necesarios para reportar la información de obras de construcción; está orientado a simplificar el proceso de registro, sus fases e incidencias, por lo que sin duda ofrece algunas ventajas en contraste con la metodología SATIC. Sin embargo, también implica otras circunstancias que podrían traducirse en complicaciones administrativas y de gestión, las cuales destacan la necesidad de anticiparse a ellas y poder mitigar los riesgos de incumplimiento.

Considerando lo anterior y tomando en cuenta también que las obligaciones de fondo inherentes a este contexto no tienen cambio, sigue siendo altamente recomendable afinar las medidas de control interno a través de:

  1. Manuales de procedimientos que permitan identificar y definir funciones y responsables para la operación de este nuevo esquema de registro a través del SIROC, visualizando en primera instancia la necesidad de centralizar la información y documentación de cada obra, ya que lo habitual es que ésta se encuentre dispersa entre distintas áreas de la compañía.
  2. Registros contables claros y específicos correspondientes a las distintas obras de construcción que se estén llevando a cabo.
  3. Control de contratistas y subcontratistas en relación con el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y de seguridad social.
  4. Integración de un expediente de soporte que permita hacer frente a las aclaraciones correspondientes al proceso de cierre de obra.

Por último, es importante no perder de vista que los datos cuantitativos esenciales que integran la razonabilidad de las cifras deberán estar soportados con fuentes de información sólida, y para ello no sólo se hace necesaria una homologación de criterios y compulsas de información entre los sujetos obligados involucrados, sino también el soporte profesional adecuado y especializado que en este marco legal ayude a tener mayor certeza sobre la información revelada en los reportes descritos antes, y que dicha información sea razonable en relación con el pago de cuotas obrero-patronales de los trabajadores de la obra de construcción registrada.

2018-10-11T16:33:38+00:00septiembre 1st, 2018|Revista Mexicana de la Construcción|