Fuente: Reforma/ Moisés Ramírez

En los primeros siete meses del año, la inversión en infraestructura pública en México cayó 19 por ciento a tasa anual en términos reales, y para 2020 el Gobierno federal pretende hacerle un recorte adicional de 6 por ciento.

Al cierre de julio, el gasto acumulado en mantenimiento de carreteras, sistemas de conducción de agua potable, hospitales, escuelas públicas y otras obras fue de 77 mil 633 millones de pesos, esto es 18 mil 650 millones menos que en el mismo periodo de 2018, revelan las cifras más recientes del Inegi.

Los datos de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del organismo revelan que el dinero erogado es el más bajo desde 2006 para un periodo igual y que el monto de caída en inversión es también el más bajo en los últimos 14 años.

Para 2020, el Gobierno pidió al Congreso en su Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación recortar 6 por ciento más el gasto, equivalente a unos 22 mil 727 millones de pesos, alertó la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Esta última cifra equivale casi la misma cantidad de la bolsa que solicitó para sus programas asistencialistas al campo del año entrante, como el de Precios de Garantía, para el cual el Gobierno solicita ahora 10 mil millones de pesos.

“Se está cayendo la infraestructura y se requieren más recursos, no que los recorten”, sostuvo Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC.

“A la SCT, por ejemplo, el Gobierno le quiere bajar un 34 por ciento a la inversión en obra, que representa unos 16 mil 700 millones de pesos. Es muy importante entender que la generación de empleo ahora es la prioridad”, dijo.