Fuente: Expreso/Teresa Macías

En Tamaulipas este año dejaron de operar 25 empresas constructoras, que cerraron sus puertas.

  • Se perdieron este año 600 empleos en la construcción, al haber menos obra pública, debido a la suspensión de programas y al próximo cambio de gobierno

“En 2017 había 425 empresas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en el estado, en 2018 tenemos solo 400, es decir que dejaron de operar 25”, informó Jesús Abud del Carmen, presidente de la cámara.

Este cese de operaciones ocasionó la pérdida de 600 empleos en la industria, añadió el empresario.

En el estado se genera por esta actividad, alrededor de 20 mil empleos indirectos y 6 mil directos, aseguró del Carmen.

“Estamos en números rojos, a pesar de que los gobiernos cumplieron su programa de obra y de que el estado cumplió también, sin embargo, tuvimos un efecto muy fuerte por la suspensión de programas federales y por el cambio de administración federal, ya que no se terminaron algunos proyectos importantes, amén de los recortes en presupuesto de infraestructura”, declaró.

Indicó el empresario, que hay menos empresas este año y no se ha recuperado la pérdida del empleo en la construcción.

Dijo que esperan que en el presupuesto para 2019, se revierta de manera importante la tendencia que ha tenido el presupuesto federal, a la baja.

“El cierre de empresas y la baja en el empleo, es una consecuencia de impacto negativo a la construcción, llevamos 3 años donde el presupuesto federal va a la baja, entonces, no puedes aspirar a un crecimiento o desarrollo, cuando el presupuesto tiende a disminuir”.

Advirtió que el gobierno federal ha tomado decisiones de hacer recortes presupuestales, por lo que ha sido afectado el presupuesto de infraestructura, ya que seguramente hay programas que el gobierno decide no recortar, aseguró.