Fuente: 24 Horas/ Redacción

  • El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, presentó al presidente Andrés Manuel López Obrador, esta obra junto con dos inversiones para carreteras en la entidad.

A cuatro años de la cancelación de lo que en su momento fue considerado como el proyecto en infraestructura más ambicioso de la administración de Enrique Peña Nieto, el Gobierno de Querétaro revive el tren México-Querétaro.

El gobernador de esa entidad y también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Francisco Domínguez Servién, presentó al presidente Andrés Manuel López Obrador, esta obra junto con dos inversiones para carreteras en la entidad.

Precisó que a más tardar en septiembre próximo se sabrá el techo para esos proyectos en materia de infraestructura, dado que en ese mes debe entregarse al Poder Legislativo federal la propuesta de Presupuesto de Egresos para 2020.
“El presidente López Obrador tiene puesto en la mesa el proyecto del tren México-Querétaro”, comentó.

Uno de los compromisos de campaña, por el entonces candidato priista a la Presidencia de la República, Enrique Peña, fue el de la construcción de un tren de alta velocidad de la Ciudad de México a Querétaro y una vez electo Ejecutivo federal inició los trabajos para la licitación de esta obra en 2012.

Fue en julio de 2014 cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) inició con la convocatoria para licitar esta obra y el 3 de noviembre de ese mismo año, Gerardo Ruiz Esparza dio a conocer a las empresas ganadoras, encabezada por la compañía China Railway Construction Corporation (CRCC).

Junto con ella estuvieron CSR Corporation Limited y las compañías mexicanas GIA, Prodemex, Teya y GHP Infraestructura Mexicana; pero a finales de enero de 2015, Luis Videgaray, entonces secretario de Hacienda, anunció la cancelación de este proyecto, lo que le costó a México pagar una indemnización a la compañía china por 11 mil 294 millones de pesos.