Fuente: 24 Horas/ Daniela Wachauf

  • La construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles (AISL) en lo que era la Base Aérea Militar de Santa Lucía, ubicada en Zumpango, Estado de México, lleva un avance de 1%, las pistas estarán concluidas en 20 meses y el edificio terminal, en 24 meses.

El coronel Jorge Cruz Vargas Rangel, ingeniero residente responsable de uno de los 17 frentes de trabajo, explicó a 24 HORAS durante un recorrido por la zona, que una de sus labores comprende la edificación de la estructura de la pista norte y central, que tendrá una longitud de cuatro mil 500 metros.

Comentó que hay alrededor de mil 500 trabajadores, de los cuales mil 200 son civiles; e indicó que máximo, tendrán alrededor de 15 mil empleados, que prevén, 80% sean civiles entre mano de obra, operadores de maquinaria, topógrafos, ingenieros, ayudantes, albañiles, así como ingenieros en aeronáutica.

La jornada laboral inicia a las 7:00 horas y concluye a la media noche, pero los próximos meses prevén trabajar las 24 horas del día, comentó el coronel, quien es uno de los más de 400 ingenieros que participan en la edificación.

El edificio terminal (de pasajeros) llevará más tiempo por el tamaño y sistemas que tiene, así como el equipamiento.

“El sistema de gestión que se utiliza para controlar todos los subsistemas del aeropuerto desde la Torre de Control, los controles de acceso, la videovigilancia, el manejo del sistema de equipaje, es el que va a llevar más tiempo (dos años)”, apuntó.

Vargas Rangel explicó que son dos pistas para el uso comercial en esta primera etapa y una pista militar para las operaciones de la Fuerza Aérea. Y enfatizó que los estudios de navegabilidad y rutas aéreas ya se analizaron por dependencias del Gobierno federal.

Entre ellas están la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Fuerza Aérea, incluso organismos internacionales –sin que se conozca los nombres de éstos–.

Información está clasificada, afirman
Fuentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) afirmaron que el nuevo aeropuerto cuenta con toda la documentación.

Sin embargo, cuando se trata de un asunto de seguridad nacional, se clasifica de inmediato y para publicarla necesitan aplicarle un proceso de desclasificación conforme a la Ley de Transparencia.

Según se van desclasificando, esos datos se publican en la página del aeropuerto https://www.gob.mx/aisl, por lo que indicaron que de subirla de inmediato estarían infringiendo la ley.

Detallaron que la unidad responsable es la Dirección General de Ingenieros, y tiene que someter la petición a aprobación del Comité de Transparencia; éste deberá sesionar y elaborar un acta para su desclasificación.

Factible, terminarlo en 2022
Respecto a si van a preservar alguna parte de las instalaciones militares, el coronel Vargas Rangel externó que mantendrán el casco de la Hacienda Santa Lucía, inmueble Jesuita que data de 1576, catalogado como patrimonio histórico por parte del Instituto de Antropología e Historia.

Detalló que la mayoría de las instalaciones se van a reubicar e iniciaron los trabajos, como la unidad habitacional militar de mil viviendas –con un promedio de cuatro mil personas–, hangares y depósitos.

En cuanto a los señalamientos del colectivo #NoMásDerroches, quienes argumentan que no existe un Proyecto Ejecutivo del AISL debidamente dictaminado y certificado, el ingeniero refirió:

“Incluso el propio planteamiento de las pistas está realizado en base a los análisis, todos los estudios están hechos; no vamos a hacer una obra de este tamaño sin tener los estudios necesarios”.

Consideró como factible concluirlo el 21 de marzo de 2022 para brindar servicio aproximadamente a 20 millones de pasajeros al año en la etapa inicial, y a 85 millones en la final.

Actualmente, la página web del proyecto está dividida en cinco pestañas: blog, videos, fotografías, estudios preliminares e infografías.

En el tema de estudios preliminares se encuentran el de Salvamento Arqueológico, el Hidrológico y modelación hidráulica, Geofísico integral, orografía, Informe del Levantamiento de Obstáculos, Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y Estudio de Riesgo Ambiental (ERA), Construcción Aeropuerto Internacional Gral. Felipe Ángeles y el Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM).

En la MIA se concluye que el proyecto es viable en materia de riesgo ambiental, ya que las consecuencias potenciales de los eventos evaluados presentan afectaciones mínimas al entorno, en su mayoría temporales, por lo que el sistema ambiental local tiene la capacidad de recuperar los valores normales en sus componentes.

El 25 de julio pasado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) otorgó su aval de manera condicionada para la construcción al considerar que es ambientalmente viable.

Dan 5.3 mil mdp en PEF
En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, la Cámara de Diputados autorizó cinco mil 372.2 millones de pesos para el proyecto de infraestructura gubernamental de Seguridad Nacional -lo que será el nuevo Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles.

El costo total de la obra será de 95 mil 260.4 millones de pesos y en 2020 se ejercería el 5.6% de toda la inversión.