Fuente: Reforma/ Zedryk Raziel

Funcionarios del Gobierno federal y estatal buscan que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) aporte recursos para ejecutar el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec que impulsa la Administración de Andrés Manuel López Obrador.

Wener Hoyer, presidente del Banco, así como Klaus Rudischhauser, Embajador de la Unión Europa en México, fueron convocados a una reunión en la Secretaría de Hacienda, en la que funcionarios expusieron los pormenores del proyecto, que tendrá un costo de 250 mil millones de pesos.

También asistieron el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, así como representantes del Gobierno de Oaxaca y funcionarios de la Presidencia de la República.

El coordinador del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, Rafael Marín Mollinedo, explicó a REFORMA que es la primera vez que la banca de inversión europea conoce el megaproyecto de infraestructura.

Detalló que el plan del Istmo contará con un 20 por ciento de inversión pública y requerirá otro 80 por ciento de inversión privada.

“Hicimos la presentación del programa y él (Hoyer) manifestó que quiere que la gente del Banco venga a interiorizarse más del programa para ver en qué pueden ellos participar.

“Ellos están dispuestos a apoyar a los inversionistas con créditos, eso es lo que están viendo, en dónde pudieran ellos participar. Quedaron en que quieren que sus expertos vengan y se interioricen más del proyecto para ver dónde pudieran atraer empresas y que pudieran invertir”, señaló en entrevista.

Marín Mollinedo señaló que, mientras el Gobierno se encargará de construir infraestructura para dar conectividad al Istmo, se busca que la iniciativa privada invierta en parques industriales.

“Vamos a desarrollar parques industriales en todo el corredor y ahí es donde entra toda la inversión privada; nosotros vamos a invertir mayormente en la infraestructura de los puertos, del tren, de la carretera, eso es el atractivo que queremos darles nosotros a las empresas para que vengan a instalarse.