Fuente: El Economista/ Jesús Vázquz

  • Para la capital de Quintana Roo, aún queda pendiente el inicio del programa de la zona libre y el traslado de la Sectur.

El titular de la Secretaría de Turismo federal (Sectur), Miguel Torruco Marqués, aseguró que preparan “más sorpresas” para Chetumal, como la ampliación del aeropuerto de la ciudad y el dragado del Canal de Zaragoza, con el objetivo de dar un nuevo dinamismo económico a la capital de Quintana Roo.

Estas promesas se suman a la zona libre y al traslado de la Sectur. A pesar de que en junio pasado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que en el 2020 cumplirá su promesa de instalar el programa de incentivos fiscales y otros beneficios en Chetumal, en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 no se contempla esta medida, que incluye principalmente la disminución de las tasas del Impuesto sobre el Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20% —este año comenzó en la frontera norte.

Mientras el traslado de la Secretaría de Turismo depende de que el gobierno del estado regularice y otorgue en comodato la Megaescultura de la bahía de Chetumal, para que la dependencia federal pueda hacer pleno uso de su nueva sede, por lo que actualmente se encuentra en stand by.

En este contexto, Torruco Marqués explicó que, paralelo al traslado de la Sectur a Chetumal, trabajan en las gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para ampliar de una a cinco las posiciones para aviones en la terminal aérea de la capital de Quintana Roo, lo cual, dijo, le permitirá ampliar su capacidad en operación de vuelos diarios y, en breve, habrá anuncios de nuevas frecuencias hacia la ciudad.

El sur del estado tiene un gran potencial y necesita reactivarse de cara a la entrada en operación del Tren Maya, dijo el secretario federal, por lo que se tiene que invertir en infraestructura para hacer de toda la zona un importante atractivo en el recorrido de la línea férrea.

Otro de los planes para reactivar el turismo y el dinamismo económico es el dragado del Canal de Zaragoza.

“Por instrucciones del presidente de la República y por congruencia vamos a darle una salida marítima digna a la capital de Quintana Roo; las obras correrán a cargo de la Secretaría de Marina, dichos trabajos evitarán que cualquier barco que pretenda entrar o salir por la bahía de Chetumal hacia mar abierto dé la vuelta hasta Belice, lo cual representa una hora y media de recorrido y gasto de combustible”, puntualizó el titular de la Sectur.

Aseveró que el dragado del canal vendrá a dar la posibilidad de establecer comercio marítimo con Centro y Sudamérica, aprovechando la producción que promete generar el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico que se construye en Chetumal, pero también, refirió, un nuevo potencial turístico por la posibilidad de recibir cruceros pequeños e incluso yates.

Remodelación en marcha
Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) informó en junio de este año que el Aeropuerto Internacional de Chetumal recibirá un presupuesto superior a 149 millones de pesos para obras de remodelación y ampliación.

Dichas obras tienen el objetivo de mejorar los niveles de servicio, ante la creciente demanda de pasajeros que ha registrado este destino en Quintana Roo; también pretenden incrementar la conectividad aérea.

ASA reporta que el aeropuerto de Chetumal ha registrado un importante aumento en los últimos años, tanto en el movimiento de pasajeros como en el número de operaciones aéreas y la carga transportada, por lo que las obras de ampliación en su edifico terminal harán posible satisfacer la creciente demanda.

En el periodo 2014- 2018, el crecimiento promedio anual en el número de pasajeros atendidos en la terminal aérea fue de 19.9%, al pasar de 155,799 a 321,785 pasajeros.

Con los trabajos de ampliación del edificio terminal, ASA asegura que el aeropuerto contará con 2,485 metros cuadrados adicionales, para dar servicio a 600 pasajeros en hora/punta, permitiendo mejorar sus áreas de atención y el nivel de servicio para los pasajeros, que disminuirá el tiempo de espera en filas de documentación; lo anterior hará más eficiente el reclamo de equipaje. En total se estima que la terminal podrá atender a más de 50,000 pasajeros anuales adicionales.