Fuente: Diario de Yucatán

Indudablemente la industria de la construcción será beneficiada por la inversión en infraestructura física del programa federal “La Escuela es Nuestra”, todos los recursos que lleguen al estado para mejorar la infraestructura pública serán bienvenidos, declaró el presidente de la delegación Yucatán de la Cámara de la Industria de la Construcción (CMIC), Raúl Aguilar Baqueiro.

El líder constructor indicó, sin embargo, que los recursos deben ser canalizados para su ejecución a las instituciones especializadas en infraestructura física educativa que ya existen, para garantizar el cumplimiento de la normatividad en materia de seguridad y procedimientos constructivos sin importar el orden de gobierno, ya sea federal, estatal o municipal, refiere un comunicado.

Como hemos informado, el programa federal “La Escuela es Nuestra”, cuyo objetivo es la construcción, mantenimiento y equipamiento de los planteles de educación básica, cuenta para 2019 con una inversión de 122.950,000 pesos, con los cuales se beneficiará a 603 colegios de 13 comisarías y 87 municipios del interior del estado.

El ingeniero Aguilar Baqueiro también mencionó que considera adecuado el involucramiento y participación de los padres de familia y directivos por conducto de los comités escolares para vigilar la correcta aplicación de los recursos.

“Nuestro estado ha sido un caso exitoso a nivel nacional en la ejecución de infraestructura educativa y lo ideal sería mantenernos en ese carril, aprovechando que los padres de familia tendrán especial interés en brindarle a sus hijos un ambiente óptimo y seguro para su desarrollo escolar”, subrayó.

Asimismo enfatizó que los afiliados a la CMIC “son profesionales de la construcción, formales y organizados que siempre deben ser considerados como la primera opción para ejecutar de manera responsable y eficiente los proyectos que requieran las instituciones públicas de nuestro estado”.