Fuente: EXCELSIOR/ JOSÉ GUADARRAMA

Eduardo Ramírez Leal, dirigente del gremio, considera insuficiente lo propuesto para inversión física en 2019 El sector de la construcción ajustará a la baja sus expectativas de crecimiento para 2019 ya que el presupuesto para inversión física propuesto por el Ejecutivo en el Paquete Económico representa sólo 2.7% del Producto Interno Bruto, frente a máximos históricos de 5 por ciento.

Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) dijo en entrevista con Excélsior que, si bien la cifra incluida en el presupuesto implica un crecimiento de 4.1 por ciento en 2019 –676 mil 377 millones de pesos–, es menor a lo esperado por los constructores y alejado de los registrado en años previos.

Recordó que para 2018 debió haberse ejercido un total de 625 mil millones de pesos, por lo que la cifra para el año próximo, si bien es mayor y coherente con la situación económica del país, es una cantidad insuficiente para las grandes carencias de México en materia de infraestructura.

“A pesar de que los recursos propuestos en inversión física presupuestaria para 2019 registrarán un crecimiento de 4.1 por ciento en términos reales con relación a lo aprobado en 2018, estos
montos se encuentran alejados de los registrados en años previos: En 2014 y 2015 la inversión física presupuestaria como proporción del PIB representó el 4.7 y el 4.5 por ciento respectivamente”, según análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción.

Por ello Ramírez Leal consideró necesario que el gobierno permita que el capital empresarial tenga más participación en el desarrollo de la infraestructura, por lo que urgió a definir proyectos prioritarios.

La inversión empresarial representa 77 por ciento de la inversión total en construcción, por lo que, para la CMIC, debería ser impulsada por el potencial del mercado
y el previsible incremento del consumo a través de la derrama que el gasto social genere en el ingreso disponible, incentivando la construcción comercial, residencial y de servicios.

Observó que instituciones como la Comisión Nacional del Agua registra una caída de 39.2 por ciento en el proyecto presupuestal, es decir, 17 mil 205 millones en 2018 contra 10 mil 871 millones en 2019; para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se prevé una baja real de 26.4 por ciento, 72 mil 804 millones en 2018, en contraste con los 55 mil 658 millones propuestos en 2019.

Explicó que, en el caso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la caída de su presupuesto de inversión física es, en realidad, de más del 17 por ciento dado que la cifra de más del 24 por ciento que se ha difundido incluye el gasto corriente.

Destacó que existen buenas expectativas de que se inicien las licitaciones para la realización de los estudios respectivos a obras como el Tren Maya, y que es necesario que se hagan cuanto antes para no fallar en las metas.