Fuente: El Economista/ jesús Vázquez

  • Los objetivos del proyecto son aminorar la carga vehicular en la franja hotelera de Cancún, brindar una nueva vía de acceso a las playas y generar una nueva ciclovía y una zona peatonal.

La firma mexicana Controladora de Operaciones de Infraestructura (Conoisa) presentó una propuesta no solicitada al gobierno del Quintana Roo para elaborar los estudios y presentar un proyecto de construcción del Puente Nichupté, cuya inversión asciende a los 4,000 millones de pesos.

Dicha infraestructura tiene como objetivos aminorar la carga vehicular en la franja hotelera de Cancún, brindar una nueva vía de acceso a las playas y generar una nueva ciclovía y una zona peatonal.

El titular de la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (Agepro), Eduardo Ortiz Jasso, explicó que independientemente de la propuesta que elabore esta empresa, a más tardar en febrero del 2020 se sacará a licitación internacional la obra con otros participantes interesados.

Adelantó que actualmente Conoisa se encuentra en un proceso ya avanzado de evaluación por parte de la Agepro para determinar si la propuesta que elabore la empresa cumple con los criterios de utilizar la tecnología que sea más amigable con el ambiente; esté abierto a la circulación del transporte público independientemente de que se cobre peaje, y mantenga abierta al público la ciclovía y el corredor peatonal que se propone recorra sus 7.4 kilómetros de longitud.

Indicó que este procedimiento está previsto en la Ley de Asociaciones Público-Privadas para el Estado y los Municipios de Quintana Roo, mediante el concepto de propuesta no solicitada, en la que una empresa decide invertir en los estudios técnicos y de prefactibilidad del proyecto previo a la licitación pública internacional de la obra.

En caso de que la empresa Conoisa no sea la ganadora del proceso de licitación, la ley prevé que la firma ganadora deberá reponerle el costo de los estudios previamente elaborados por ésta.

Ortiz Jasso recordó que el puente se subió a la plataforma Proyectos México en el 2016 y desde ese año han recibido diversas propuestas de empresas interesadas, “pero hasta ahora sólo el consorcio mexicano Conoisa ha sido el único que decidió presentar la propuesta no solicitada al gobierno del estado”.

Permisos correspondientes
En caso de cumplirse con la calendarización planeada por la Agepro, a más tardar en febrero del 2020 se lanzará la licitación internacional para que la empresa ganadora tenga todo ese año para elaborar la Manifestación de Impacto Ambiental y solicitar los permisos correspondientes que le permitan arrancar obra en el 2021 y entregar el proyecto a principios del 2022, dijo Eduardo Ortiz.

Añadió que será un proyecto autofinanciable, ya que se construiría con recursos de la Iniciativa Privada, aunque cediendo los ingresos por el peaje que se cobraría a los automovilistas que hagan uso de éste.

El puente atravesará la laguna Nichupté, saliendo desde un punto a la altura del distribuidor vial del bulevar Colosio hasta Plaza Kukulcán, a la altura del kilómetro 13 de la zona hotelera de Cancún, con una extensión de 7.4 kilómetros.