Preparan remoción de murales en SCT

Fuente: Reforma/ Yanireth Israde / Azucena Vázquez

Previo al retiro de los murales que revisten la sede central de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dañada por el sismo del 19S, especialistas emprenden un dictamen que evalúa el estado de conservación de las obras de autores como Juan O’Gorman y José Chávez Morado.

Diagnostican murales de la SCT

Este proceso comprende registros fotográficos de alta calidad y escaneos láser 3D, explicó en entrevista Ramón Velázquez, director de CAV Diseño e Ingeniería, empresa responsable de los trabajos.

“Así podremos mapear los daños, hacer el dictamen del estado de conservación y proceder al retiro de los murales una vez que el INBA dé el visto bueno”, señaló el ingeniero, cuya compañía reubicó el Monumento a Cuauhtémoc, las esculturas de la Ruta de la Amistad y del conjunto escultórico de Santa Fe, y desmontó las efigies teologales de Manuel Tolsá en la cúspide de la Catedral Metropolitana.

Rodrigo Ramírez, Oficial Mayor de la SCT, informó que esta empresa resultó ganadora en un concurso en el que participaron tres firmas.

El dictamen sobre la condición de los murales reporta un avance del 20 por ciento, precisa Velázquez; se requiere, para complementarlo, un sistema de andamiaje, ahora en proceso de revisión por parte de un Director Responsable de Obra, y que se presentará también al INBA y a las autoridades delegacionales para su conocimiento.

Se trabajará también, anticipa el ingeniero, en un velado de protección para los paneles que integran este patrimonio. A diferencia de los murales pintados en paredes, en el caso del complejo de la SCT o Centro SCOP, como también se le conoce, los artistas optaron por colocar en paneles o módulos sujetos a un muro, piedras de color natural y material vidriado que resistieran la intemperie, según refirió el subdirector de Patrimonio Artístico del INBA, Xavier Guzmán Urbiola, en octubre pasado.

Velázquez expuso que el velado -del cual se realizan pruebas para elegir el más adecuado- protegerá los murales de suciedad o deterioros durante el proceso de retiro y de resguardo en una o dos bodegas especialmente construidas para almacenarlos.

Estos espacios se ubicarán en los estacionamientos de la SCT, lejos de los edificios dañados, reveló Ramírez, quien aseguró que el destino de las obras monumentales se definirá antes de que concluya la actual Administración.

“Será un almacenamiento adecuado, con una codificación acorde al registro para que no haya confusiones al momento de manipularlos durante la restauración”, previno Velázquez.

La intervención para resarcir los daños en las obras -desprendimientos de piezas y fisuras de paneles, entre otros- no ha sido encomendada a CAV Diseño e Ingeniería, aclaró su director.

“Hay pérdidas (de piezas), pero no son tantas si se consideran los 5 mil 400 paneles de murales (en dictamen). Debido al movimiento que hubo en los edificios y a los asentamientos (derivados del sismo), hay paneles craquelados; puede ser que algunos pierdan estabilidad a la hora de retirarlos, pero como estarán protegidos (por el velado), las piedras y los cristales quedaran en su lugar”, afirmó.

Es probable, añadió, que recurran a una grúa para retirar sin riesgo los paneles, cada uno de los cuales estará debidamente embalado.

El retiro podría prolongarse cinco meses, calculó Velázquez; Ramírez refierió que tres.
Recae en INBA su destino
El oficial mayor de la SCT, Rodrigo Ramírez, confirmó que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), actualmente bajo análisis, es una opción para recibir los murales de la SCT.

Sin embargo, señaló que hay dos propuestas más: la posible nueva sede de la dependencia y una o varias plazas públicas importantes del País. Aunque, aseguró, la decisión dependerá del INBA y será tomada antes de que concluya la actual Administración.

Un vez retirados, será posible entregar al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) los cuatro dictámenes que se han elaborado sobre las condiciones del inmueble y uno que está por concluirse, destacó.

Con esa información, el Instituto decidirá si se demuele o no, aunque consideró que no hay muchas alternativas, ya que los informes coinciden en que es inhabitable.

2018-08-09T08:42:07+00:00agosto 9th, 2018|Construcción|