Fuente: El Universal/ Ivette Saldaña

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene la oportunidad de incluir en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 medidas que detonen la inversión y aceleren el crecimiento económico, dijo el presidente de la Confederación Patronal (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

Sin embargo, también se puede dar el caso de que se apueste a políticas que mantengan al país estancado y en medio de un ambiente de polarización, y culpar a otros de los objetivos que no se alcancen, advirtió.

“En el PND, la nueva administración tiene la oportunidad de incluir una visión que detone efectivamente la inversión y el crecimiento en nuestro país, o una que lo estanque y lo sumerja en la polarización improductiva de señalar y culpar a otros de los logros no alcanzados”, afirmó.

Es importante que en el Plan Nacional de Desarrollo se jen esquemas de medición y planes viables, o de lo contrario no se harán realidad y el país podría seguir con bajas tasas de crecimiento, como en sexenios pasados.

“Ya sabemos lo que pasa cuando el PND establece objetivos ambiciosos sin planes concretos, sin viabilidad y sin seguimiento efectivo para desarrollarlos. El sexenio pasado fue prueba de ello”, lamentó De Hoyos.

Actualmente el país enfrenta retos como las cifras de violencia en niveles históricos, mientras que la corrupción se mantiene como un lastre para el crecimiento y la generación de empleo presenta estadísticas desalentadoras, dijo.

Además, hay 53 millones de personas en situación de pobreza y bajos niveles de competitividad.

“La presentación en los próximos días del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 será un punto de quiebre para el gobierno”, recalcó, porque ese documento expondrá los objetivos del sexenio, las acciones para alcanzarlos y se proyectarán los indicadores que permitirán medir el avance.