Planean reactivar la autopista oriente

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el gobierno de la Ciudad de México
buscan reactivar el proyecto de la Autopista Urbana Oriente, vialidad concesionada y de cuota
planteada para ser la continuación de Periférico, de Muyuguarda a Zaragoza, para que sea una
opción vial más hacia el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Fuente: El Universal/ Johana Robles

En entrevista, Óscar Callejo, subsecretario de infraestructura de la SCT, reveló que ha sostenido
conversaciones con las autoridades capitalinas de Obras y Finanzas para que este proyecto se
reactive, pero —acotó— tendría que serlo en función del NAICM.

“Hoy toma más relevancia porque forma parte de este proyecto de vialidad alrededor del
aeropuerto”, sería una obra para mediano plazo, explicó.

La Autopista Urbana Oriente fue una vialidad que se concesionó desde 2012, días antes de que
Marcelo Ebrard dejara el gobierno, al consorcio conformado por las empresas Ascendi México,
Gami Ingeniería e Instalaciones y Cemex Concretos. Pero, a la fecha, el proyecto está congelado.
Precisó que el trazo sería conectar Periférico, desde el distribuidor vial Muyuguarda hasta el
NAICM.

En total, comentó, el gobierno federal, del Estado de México, la CDMX, así como el grupo
aeroportuario analizan un paquete de 15 a 16 obras para conectar con la terminal aérea.
Se contempla la ampliación de la autopista Peñón-Texcoco, con 10 carriles —cuatro de cuota y
seis libres en una extensión de 10 kilómetros—. Inició la primera etapa y deberá estar lista a inicios
de 2018.

Otro proyecto es la Texcoco-Pirámides, donde operan cinco de los 17 kilómetros y se prevé que
esté terminada en febrero de 2017. Será de cuota.

Un Viaducto en la avenida 602 para llegar a Bulevar Aeropuerto y la ampliación de dicha vialidad.
Así como la extensión y modernización del Circuito Exterior Mexiquense.

También dijo que, dentro del paquete de vialidades que se analiza, está el segundo piso en
Viaducto.

Trabajan en accesos. En entrevista con El UNIVERSAL, Óscar Callejo explicó los 11 accesos que el
gobierno federal trabaja en el Valle de México para mejorar la movilidad en la Ciudad de México y
los municipios conurbados. Muchos concluyeron como la ampliación de carriles en la autopista
México-Puebla, la colocación de concreto hidráulico de la México-Querétaro y futuras vialidades
como el Viaducto Santa Clara-Indios Verdes-La Raza.

En este caso, dijo que es el único proyecto que no ha arrancado, pero se espera que ocurra entre
diciembre de 2016 y enero de 2017 y aseguró que hay una gran coordinación con el gobierno de la
CDMX. Sin embargo, autoridades capitalinas rechazan el trazo.

Sobre la oposición vecinal y del delegado de GAM, Víctor Hugo Lobo, al proyecto, comentó que lo
están socializando para que se conozca a detalle el proyecto. Sobre la afectación ambiental,
aseguró que van a restituir el arbolado 10 veces más. 80% de los ejemplares, aἀ渄rmó, están
enfermos.

La inversión en total de los trabajos en los 11 accesos —que muchas son obras concesionadas en
el Estado de México— es cercana a los 28 mil millones de pesos.

2016-10-26T09:35:35+00:00 octubre 26th, 2016|Comunicaciones y Transportes|