Fuente: El Financiero

El Plan Maestro y los estudios de costo-beneficio para la construcción del Tren Maya, el proyecto de infraestructura más importante de la actual administración, costarán alrededor de 200 millones de pesos.

“Ya se echaron a andar los estudios, fueron cuatro estudios en asignaciones directas (…) son proyectos que urgían para lanzar las grandes licitaciones, los cuales costarán alrededor de 200 millones de pesos”, reveló Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.
En entrevista, Jiménez Pons señaló que la empresa inglesa Steer Davies es la encargada de diseñar el Plan Maestro para el proyecto ferroviario de mil 525 kilómetros en el sureste del país, mientras que Pricewaterhouse (PwC) ya realiza el estudio de costo-beneficio.

Para la construcción del Tren Maya, el Gobierno estima un presupuesto de entre 120 y 150 mil millones de pesos, monto que será obtenido a través de un esquema de financiamiento público-privado, en donde privados colocaran el 90 por ciento del presupuesto.

El titular de Fonatur dijo a El Financiero que los estudios estarán listos entre julio y septiembre de este año y guiarán las licitaciones del material rodante y vías, contratos que serán divididos en 7 tramos con un valor de mil 100 millones de dólares cada uno.

Por otra parte, Jiménez Pons aseguró que no ha habido ‘opacidad’ en la asignación de contratos de forma directa e indicó que las adjudicaciones se llevaron a cabo para ahorrar tiempo.

Otro de los contratos que podrían ser entregados sin licitación son los de Diseño básico, con un valor de 70 millones de pesos, así como estudios de Geomática y de impacto Social, que serán adjudicados al Instituto Politécnico Nacional y a la Universidad Nacional Autónoma de México, contratos de 40 millones de pesos cada uno.

El directivo reiteró que a final de este mes serán presentadas las prebases de licitación para el ferrocarril y dijo que buscan acortar el proceso de discusión de dudas con los interesados para eficientar el calendario del proyecto.

Santander, BBVA y Goldman Sachs, con interés en el Tren
Cada vez hay más jugadores interesados en participar en el financiamiento del Tren Maya y bancos como Santander, Bancomer y bancas de inversión como Goldman Sachs se han acercado para analizar su probable participación en el fondeo de la obra ferroviaria.

“Hay grupos financieros interesados en participar en el Tren Maya, hay varios desde Goldman Sachs, ha venido gente de Santander, BBVA, ellos están buscando cómo participar”, adelantó Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur.

Estos bancos se han interesado en el plan ofrecido por el Gobierno: contratos de servicios por 30 años con el pago de una contraprestación del 10 por ciento de la inversión total, además de intereses y costo de mantenimiento.