Fuente: Reforma/ Nallely Hernández

Para la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), los diputados deben reconsiderar la reducción en la inversión en infraestructura que se propone en la mayoría de los presupuestos de 12 de las dependencias que más obras generan.

“Vemos que hay una reducción interesante del 6 por ciento en materia de infraestructura, en los recursos que están destinados, en diferentes dependencias, Secretarías, que invierten estos recursos”, comentó Eduardo Ramírez, presidente nacional del organismo.

Sólo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tiene una propuesta de presupuesto del 34 por ciento menor para 2020, respecto a lo asignado para este año para proyectos de inversión en tanto que la reducción en la Comisión Federal de Electricidad es de 37 por ciento.

Ramírez Leal dijo que el Congreso debe replantear el presupuesto asignado, pues recortar los presupuestos de las dependencias representa una menor generación de empleos y menor impacto en las ramas económicas que infieran en los procesos de edificación.

“De no actuar rápido se va a deteriorar más rápido la infraestructura, temas de agua, escuelas, hospitales, lo que tiene que ver con hidrocarburos, almacenamiento, que pueden generar temas de seguridad”, sostuvo.

El panorama empeora si se toma en cuenta que en lo que va del 2019 apenas se ha ejercido 24 por ciento (de la inversión) de las 12 principales Secretarías a las que CMIC da seguimiento.

Uno de los riesgos de reducir inversión de obra pública, es el cierre de constructoras, sobre todo micro y pequeñas, y un menor interés del sector privado en invertir en proyectos nuevos, alertó Ramírez Leal.