Peña Nieto y Mancera inauguran viaducto elevado a Cuernavaca

A 13 días de que se abrió la circulación a los automovilistas, el presidente Enrique Peña Nieto y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, inauguraron la Autopista Urbana Sur, en el tramo a la caseta de Tlalpan.

Fuente: La Crónica de Hoy/ Ruth Barrios Fuentes

El evento, que se llevó a cabo ayer por la tarde, fue organizado por la Presidencia de la República, por lo que Mancera fue invitado a la inauguración.

El jefe de gobierno ya había pedido días antes de la apertura de la vialidad que era necesario abrirla hasta que fueron concluidas las obras en la parte inferior, lo que finalmente no ocurrió.

De hecho, ayer Mancera se comprometió a concluir con las obras de reencarpetamiento en la parte baja.

Las diferencias con el gobierno federal no evitaron al mandatario local agradecer la participación del gobierno de la república, ni tampoco tomarse una fotografía con el presidente Peña Nieto a bordo de una camioneta, en la que también viajaba el general Salvador Cienfuegos, titular de la Sedena; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza; el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo; y el empresario Carlos Slim, para dirigirse al punto donde sería inaugurada la vialidad.

Después, en su discurso, agradeció la labor del gobierno federal para que el proyecto pudiera terminarse.

“Debemos reconocer que el trabajo de coordinación ha dado frutos sustanciales. Esta obra, la que hoy se está inaugurando formalmente, era un reclamo de hace mucho tiempo de la Ciudad de México; desde que la salida, sobre todo de Viaducto-Tlalpan, y sus interconexiones se volvieron verdaderamente un lugar de alto congestionamiento vial”, planteó.

Mancera señaló en su discurso que los trayectos se alargaban hasta hora y media, por lo que las obras “eran un reclamo constante de la ciudadanía”. Ya con las obras, el desplazamiento se ha reducido hasta en 40 minutos.

El jefe de gobierno señaló que esta obra beneficia no sólo a los capitalinos, sino a quienes visitan desde otros lugares la Ciudad de México.

En su discurso, también agradeció a Carlos Slim, dueño de la empresa que construyó el tramo. Mancera precisó que este segundo piso se hizo en 10 meses, un tiempo récord, y cuyas obras fueron menos invasivas.

Este segundo piso fue abierto a los usuarios el 27 de octubre. La extensión de la Autopista Urbana Sur es de siete kilómetros. Va del cruce del Viaducto-Tlalpan con Periférico hasta la salida a la autopista México-Cuernavaca. Los automovilistas deben pagar 89 pesos para usarla.

Cinco kilómetros estuvieron a cargo del gobierno federal y los dos restantes por parte del gobierno de la Ciudad de México. La obra tuvo una inversión de 2 mil 479 millones de pesos.

PENDIENTES. Tal y como lo había informado el Gobierno de la Ciudad de México, las obras en la parte inferior del viaducto elevado, de Periférico a la caseta de Tlalpan, continúan y siguen provocando molestias a los automovilistas, quienes no cuentan con un TAG para utilizar la vialidad nueva.

En este sentido la Secretaría de Obras y Servicios capitalina comentó que continúan trabajando para concluir lo antes posible con las obras de la parte inferior de la autopista.

El tramo “libre” está lleno de maquinarias, señalizaciones, bloques de concretos, maderas, varillas, arena… incluso, se observa a trabajadores cruzando en medio de los vehículos sin ninguna precaución.

En dicho tramo continúa el tendido de la red de drenaje de aguas pluviales en el viaducto elevado y la colocación del parapeto de concreto para proteger a las columnas del impacto de autos.

En un mes, plazo en el que se prevé se concluyan las obras, también se realizarán las obras requeridas por los vecinos de Tlalpan, como la renovación de 6 puentes peatonales y el andador contiguo a la carretera, incluidas nuevas bahías del transporte público.

2016-11-09T09:33:17+00:00 noviembre 9th, 2016|Comunicaciones y Transportes|