Fuente: Excélsior/ Maricarmen Cortés

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, inaugurará el próximo viernes 23 el nuevo Puerto de Veracruz, una de las principales obras en materia de infraestructura en este sexenio que brindará un gran beneficio económico a la industria y comercio porque la capacidad instalada aumentará de 24 a 96 millones de toneladas.

La inversión fue por 31 mil millones de pesos y es la obra portuaria más importante en la historia reciente del país y afortunadamente la construcción se pudo concretar porque no fue un tema que se politizara en la campaña presidencial y que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no sometió a consulta ciudadana.

En total, habrá cinco nuevas terminales, de las cuales tres serán inauguradas la próxima semana, justo antes de concluir la actual administración.

Además, el miércoles 21, Yuriria Mascott, subsecretaria de Transportes, pondrá en marcha el periodo de pruebas de la nueva Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, cuya construcción ya concluyó.

Tendrá un gran beneficio para la población de Guadalajara y zona conurbada en los municipios de Zapopan y Tlaquepaque y tendrá un aforo diario de 233 mil usuarios. En total, abarca siete estaciones elevadas que inician en Arcos de Zapopan; cinco estaciones subterráneas y otras seis estaciones elevadas que terminan en la Central de Autobuses.

En cuanto al tren México-Toluca, la construcción está prácticamente concluida en la parte del Estado de México, pero el futuro titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú ya informó que será concluido.

TASAS SUBEN A 8% POR INCERTIDUMBRE TRAS CANCELACIÓN DEL NAIM

Como anticipaban los analistas del sector privado, la Junta de Gobierno del Banco de México acordó incrementar en un cuarto de punto, a 8.0%, las tasa de interés lo que, sin duda, es una mala noticia porque aumentará el costo del crédito, inhibirá la inversión y el crecimiento económico.

En su anuncio de política monetaria, el banco central reconoce que la decisión de la Junta se debe, además de a factores externos, a la depreciación que ha registrado el peso tras la decisión de cancelar el proyecto del NAIM en Texcoco, y a la preocupación de los mercados por las políticas de la nueva administración y algunas iniciativas legislativas.

Resalta también entre los factores domésticos, el incremento de las primas de riesgo soberano y las tasas de interés de mediano y largo plazo, que han sido superiores a lo registrado en otras economías emergentes.

El alza en las tasas ayudó al peso porque el dólar interbancario cerró en 20.33 pesos, 13 centavos menos que el miércoles pasado. La decisión del banco central no fue unánime porque uno de los miembros de la Junta de Gobierno votó porque las tasas subieran aún más, en 50 puntos base, lo que desde luego es preocupante porque si no se recupera la confianza y se mantienen las presiones cambiarias podrían incrementarse nuevamente las tasas en diciembre.

Son importantes, también, las recomendaciones que hace el Banco de México al nuevo gobierno. Además de seguir una política monetaria prudente, pide que se adopten medidas que propicien mayor productividad, confianza y certidumbre para la inversión y que se consoliden las finanzas públicas en forma sostenida, reforzando no sólo la transparencia, sino la rendición de cuentas de las políticas públicas.

FORMA AMLO CONSEJO EMPRESARIAL DE LUJO

Una buena noticia que deberá contribuir a generar mayor confianza es que el presidente electo anunció que un grupo de muy importantes empresarios integrarán un consejo que asesorará en temas económicos al nuevo gobierno, coordinado por Alfonso Romo, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, y se reunirán cada dos o tres meses.

El grupo asesor está integrado por Ricardo Salinas Pliego, presidente de TV Azteca y Grupo Salinas; Bernardo Gómez, copresidente ejecutivo de Televisa; Olegario Vázquez Aldir, CEO de Grupo Ángeles y Grupo Imagen; Carlos Hank González, presidente de Banorte; Daniel Chávez, presidente de Grupo Vidanta, quien ha manifestado su interés por participar en el Tren Maya; Miguel Rincón, CEO de BioPappel; Sergio Gutiérrez, director de DeAcero, y Miguel Alemán Magnani, presidente de Interjet y quien, por cierto, es el único empresario del sector aéreo que no criticó la decisión de cancelar el NAIM en Texcoco.

Llama la atención que no hay ninguna mujer en el Consejo, ni ningún dirigente empresarial y destaca que no está incluido Carlos Slim Helú, de Grupo Carso.