Nuevo aeropuerto ya genera recursos para cubrir su costo

Fuente: La Jornada /Víctor Ballinas y Andrea Becerril

  • No es una obra faraónica, afirma Ruiz Esparza
  • El proyecto, autofinancible; cuando opere se crearán 450 mil empleos
  • Senadores de PAN y PRD cuestionan los criterios para asignar obras

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, afirmó que el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuyo costo actualizado asciende a 80 mil millones de pesos, no es una obra faraónica, sino de gran impacto social, y sostuvo que el gobierno federal no está sufriendo para afrontar el gasto requerido, ya que se trata de una obra con un esquema autofinanciable.

Al comparecer ayer ante comisiones del Senado, el funcionario defendió el proyecto del aeropuerto ante las críticas de legisladores de PAN y PRD. Dijo que el proyecto ya está generando los recursos necesarios para hacer frente a su costo total e incluso para devolver al gobierno federal los recursos aportados mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación y para hacer frente a las obras hidráulicas con valor de casi 20 mil millones de pesos.

Critican PAN y PRD criterios para la entrega de proyectos

Fueron más de cinco horas de comparecencia en las que senadores panistas y perredistas cuestionaron al funcionario sobre el estado de las carreteras del país, la discrecionalidad en la entrega de proyectos, la concentración de inversiones en el estado de México y el pago de favores a empresas que financiaron la campaña presidencial de (Enrique) Peña Nieto.

Los senadores de oposición afirmaron ante el funcionario que el recorte al gasto de 2017 afecta los caminos rurales, y le pidieron que explicara con qué criterios se cancelan obras y proyectos de trenes en algunos estados, como el transpeninsular Mérida-Punta Venado y el México-Querétaro, así como el interurbano en Guanajuato, mientras en otras entidades se impulsa ese transporte.

Las preguntas más fuertes fueron acerca del aeropuerto en construcción y el mal estado en que se encuentran las carreteras del país, de norte a sur y de oriente a poniente, e incluso lo invitaron a viajar por carretera para constatar el deterioro, que es general.

Ruiz Esparza insistió en que el nuevo aeropuerto es una obra de gran impacto social, pues su construcción generará hasta 160 mil empleos, y ya en operación creará cerca de 450 mil. Es la obra más relevante en décadas y avanza de acuerdo con lo programado, bajo un esquema autofinanciable.

A la fecha, agregó, se han realizado 180 licitaciones de las obras más relevantes del proyecto, aunque dijo que en este sexenio sólo se construirá una parte.

En su presentación, Ruiz Esparza señaló: Hemos concluido 26 de las 52 autopistas programadas, que representan más de mil 600 kilómetros; se han modernizado 57 carreteras federales, con 2 mil 700 kilómetros de longitud, de las 80 comprometidas, y se han reconstruido y modernizado 30 mil kilómetros de caminos alimentadores.

Explicó que el ferrocarril de carga es la infraestructura eficiente de menor costo y alta capacidad para movilizar la producción. De 2013 a 2015, las tasas de crecimiento de este transporte se incrementaron 7.2 por ciento. Al primer semestre de 2016 movilizó 9.8 millones de toneladas, lo que representa un incremento de 12 por ciento respecto de 2015.

Dijo que el gobierno federal ha relanzado los trenes de pasajeros como alternativa de transporte moderno, seguro, accesible en precio y amigable con el medio ambiente. El México-Toluca y el eléctrico de la Zona Metropolitana en Guadalajara cuentan con avances cercanos a 50 por ciento e iniciarán operaciones en esta administración.

Señaló que en los tres años recientes el número de pasajeros por vía aérea ha crecido 35 por ciento, mientras el promedio mundial fue de 19 por ciento.

2016-09-22T08:19:54+00:00 septiembre 22nd, 2016|Comunicaciones y Transportes|