Fuente: Periodicocorreo/ Catalina Reyes

Hay muchas empresas que han sufrido extorsiones, pero no se atreven a denunciar porque no tienen las garantías para llevarlas a cabo, reveló Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) a nivel nacional.

  • Eduardo Ramírez acotó que hay muchos rumores sobre supuestos ‘moches’ pero no hay quejas formales; aseguró que lo que se busca es que nadie quede impune

“Hay reformas suficientes, pero lo que queremos es que nadie quede impune. Y si hay un empresario o un funcionario, ese fue el llamado que hicimos en todo este periodo. ¿Cualquier proyecto se puede revisar para buscar actos fuera de la ley? ¡Claro!

“Eso lo dice cualquier contrato que firmamos en las obras públicas y también en las privadas. Y si hay alguien que está haciendo o conviniendo actos fuera de la ley, pues tendrá que castigársele, ciudadano o funcionario”.

Se le mencionó la situación de ‘moches’ que se dice que dan las empresas para obtener las obras.

“Eso se dice en los pasillos, pero necesitamos que haya una denuncia formal. (…) Y ahora como está el sistema de denuncias, la gente no se atreve a hacerlo. ¿Qué necesitamos? De una plataforma con algo de cuidar de por qué sucede, o quién lo dice”, declaró.

Se deslinda de corrupción

Lo anterior, en entrevista posterior a la inauguración del 7° Foro de Normatividad de Obra Pública, organizado por la CMIC delegación Guanajuato, durante la cual habló de manera reiterada de que a los empresarios no se les eche toda la culpa de la corrupción.

Aunque no lo dijo, parecía que hacía alusión a las acusaciones de Andrés Manuel López Obrador de que el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se canceló porque había corrupción ahí.

“Todo mundo quiere que cada vez sean más transparentes y más claras las reglas en la industria de la construcción”, dijo.