México ya es más competitivo

El país registró un crecimiento de 2.8% anual durante 2016 en el Índice Nacional de Competitividad, indicador que fue construido por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en conjunto con la Secretaría de Economía, para dar seguimiento a dicha variable.

Fuente: Dinero en Imágen

El avance de 2016 representó el más alto desde que se mide este índice, es decir 2010, y estuvo impulsado por el componente de Medio Ambiente e Inclusión Social, con 13.5%; seguido por la infraestructura, con 3.0%, y de la eficiencia de negocios, con 1.9 por ciento.

En cambio, los componentes que registraron retrocesos durante 2016 fueron el de capacidades, referida a la calidad de la mano de obra, con 0.3%; y el de innovación, que hace referencia a la mejora en los procesos productivos, con una caída de 0.1 por ciento.

Los restantes dos componentes, es decir desempeño macroeconómico e instituciones, tuvieron avances de 1.8 y 0.2% anual durante 2016, respectivamente.

En los años en que se tiene registro del Índice Nacional de Competitividad, éste sólo retrocedió en 2013, en una magnitud de 0.6%, debido a la caída de cinco de los siete componentes mencionados.

Subcomponentes
Dentro de los 17 subcomponentes del índice Nacional de Competitividad los que mejor desempeño mostraron durante 2016 fueron el de medio ambiente, con 21.4% anual; el de inclusión social, 5.8%, el de infraestructura básica, con 3.6%; el de ambiente macroeconómico con 3.5%, y el de tamaño de mercado, con 2 por ciento.

En cambio, los subcomponentes con los mayores retrocesos el año pasado fueron el de seguridad, con 1.7%, el de educación avanzada con 1.1%, el de incentivo a la innovación con 0.7% y el de productividad con 0.1%.

Caso particular es el componente de seguridad, indicador que ha caído en cinco de los seis años en que se tienen registros de variación, siendo el 2014 el único año con 
desempeño positivo respecto al periodo previo.

Medición
El Índice Nacional de Competitividad está compuesto por los siete componentes mencionados, agrupados en 17 subcomponentes, que a su vez contienen a 119 variables.

La competitividad es definida conforme lo estipulado en el artículo 25 de la Constitución de México, que consiste en “el conjunto de condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico, promoviendo la inversión y la generación de empleo en México a lo largo del tiempo”.

Este indicador pretende medir la evolución de la competitividad del país contra sí mismo, por lo que la evaluación que no es útil respecto a otros países.

El desempeño institucional del país ha sido el principal obstáculo para que en el largo plazo, México tenga un mayor avance en competitividad.

Así lo establecen el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la Secretaría de Economía en su Índice Nacional de Competitividad, que entre 2010 y 2016 aumentó a una tasa promedio anual de 1.4%, pero el componente de instituciones se redujo 0.3% promedio en dicho periodo, siendo el único factor de los siete que mide el Inegi que registra un retroceso en la serie histórica.

El subcomponente de seguridad, con una caída promedio anual de 0.9% en el periodo de referencia, es el principal lastre para la medición del indicador, pues ha superado el avance de 0.3% anual de su par de eficiencia de gobierno.

El instituto explicó que las instituciones se definen como las reglas del juego de una sociedad diseñadas para limitar las interacciones políticas, económicas y sociales entre los distintos agentes económicos.

Los resultados descritos son congruentes con la medición que hace el Foro Económico Mundial (WEF) sobre el desempeño del país.

2017-11-16T09:59:52+00:00 noviembre 16th, 2017|Economía|