Fuente: La Jornada/ René Alberto López

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que su gobierno tiene como reto mejorar todo el sistema de salud pública en México, para que el servicio sea similar al de Canadá, Reino Unido y los países nórdicos.

Lamentó la situación que prevalece actualmente, pues, dijo, hay muchos hospitales abandonados, sin medicamento y sin médicos, con corrupción. Voy a terminar con todo eso, y lo voy a lograr, prometió el mandatario.

Reiteró que todo el sistema hospitalario del país está muy mal, a causa de actos de corrupción, y es muy lamentable, pero lo vamos a mejorar, con atención médica y medicamentos gratuitos para el pueblo.

López Obrador fue entrevistado en la plaza de armas, después de salir del Congreso de Tabasco, adonde acudió como invitado de honor, junto con su esposa, Beatriz Müller, a la toma de protesta de Adán Augusto López Hernández como gobernador de Tabasco.

El Presidente, oriundo de esta entidad, convocó al pueblo de México a seguir luchando para que salga adelante la Cuarta Transformación del país y expresó que va a cumplir con todos los compromisos que hizo en campaña.

Mencionó que ya se iniciaron varios proyectos y están en marcha muchas acciones para acabar con la corrupción en el gobierno.

En Tabasco, reconciliación

En el caso de Tabasco, indicó que va a tener un respaldo en el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Adán me va a quitar un peso de encima, como lo están haciendo otros gobernadores que están trabajando, lo que me permitirá ocuparme de otros estados donde hay más problemas, y porque tengo como reto que mejore todo el sistema de salud pública en el país, apuntó.

Al preguntarle sobre si habrá impunidad para Arturo Núñez Jiménez, gobernador saliente, quien deja a la entidad en medio de una crisis financiera que ha afectado al sector salud, principalmente, López Obrador respondió: Me gustó mucho un concepto, un término, una palabra que dijo Adán y me quedo con ella: reconciliación, una palabra que yo comparto. Nada de pleitos, amor y paz, que haya felicidad, subrayó.