Fuente: Revista Mexicana de la Construcción


La infraestructura tiene particular relevancia en el comportamiento de la economía, pues influye en el empleo, la productividad y la competitividad de las empresas, en el desarrollo incluyente y en la consecuente distribución de la riqueza; tiene un efecto multiplicador en el consumo de prácticamente dos tercios de las ramas económicas (176 de 262).A pesar de ello, el crecimiento promedio anual durante el periodo 1982-2017 en México fue de 2.3%, mientras que India y Chile, por mencionar otros dos países en desarrollo, tuvieron un mejor comportamiento: 6.4 y 4.3%, respectivamente (véase figura 1).

 

Un obstáculo importante en la evolución de la infraestructura en nuestro país ha sido la baja inversión pública. A pesar de que la inversión mínima recomendable para naciones como la nuestra, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, es 5% del PIB, ha ido a la baja sexenio tras sexenio. En el periodo 2006-2012 fue 4.7%; de 2012 a 2018, 3.2%, y en 2019 es de sólo 2.7%, considerando para este último dato la inversión física presupuestaria del Presupuesto de Egresos de la Federación.

El desempeño del sector público como regulador y promotor del mercado es relevante, y también por la inversión que genera en infraestructura en sus diferentes sectores. Por ello es que la normatividad manifestada en la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas (LOPSRM) es un factor determinante para el desarrollo y ejecución de infraestructura en el país.
Consciente de ello, la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados decidió someter dicha ley a consulta de los especialistas y agentes involucrados, y escuchar las diferentes opiniones. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), la Federación Mexicana de Colegios de Ingenieros Civiles (Femcic), 
el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación fueron anfitriones de los diferentes foros de consulta en la materia.

La LOPSRM debe modificarse y adecuarse a las nuevas circunstancias y exigencias del mercado, para que sea más promotora de la inversión con elementos de transparencia, eficiencia y eficacia en el ejercicio de los recursos. Así pues, los foros nacionales de consulta constituyen un ejercicio plural e incluyente con cobertura a lo largo y ancho del país. Cuentan con la participación de los actores relacionados con el ciclo de desarrollo de la infraestructura pública, desde la planeación, programación, presupuestación, licitación y contratación hasta la ejecución, seguimiento y 
evaluación.

Acuden especialistas en la materia, quienes identifican las áreas de oportunidad para una mejora constante; funcionarios de los tres niveles de gobierno, legisladores, poderes autónomos como la Auditoría Superior de la Federación, federaciones de profesionistas (arquitectos e ingenieros), cámaras y asociaciones de la cadena de valor, academia, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil.

El calendario de los foros es el siguiente

  • 1° de marzo en la delegación CMIC Nuevo León
  • 3 de marzo en la delegación Michoacán
  • 8 de marzo en la delegación Veracruz puerto
  • 11 de marzo en la delegación Durango
  • 13 de marzo en el CICM
  • 15 de marzo en la delegación Jalisco
  • 22 de marzo en la UABC
  • 29 de marzo en la Femcic
  • 1° de abril en la delegación Chiapas

La labor de la CMIC y de sus afiliados en los foros destaca por su perfil propositivo y participativo. Empresarios constructores de diferentes especialidades aportan alternativas de solución en las áreas de oportunidad identificadas.

Se generan espacios de diálogo, de análisis y de propuesta que comienzan con el diagnóstico y continúan con la solución desde la perspectiva de cada participante, lo que permite acumular una riqueza de experiencias y visiones.

El método de análisis cubre todo el ciclo de desarrollo de la infraestructura. En el conjunto de planeación, programación y presupuesto, licitación y contratación, se abordan los siguientes puntos:

  • Proyectos multianuales
  • Banco de proyectos (estudios, licencias y permisos/socialización del proyecto/proyectos ejecutivos/análisis comparativo del ciclo de vida del proyecto/presupuestos base/coordinación inter-
institucional)
  • Programación de obras públicas (seguridad jurídica y continuidad de las obras)
  • Contenido nacional y apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (obligatoriedad del 30% en licitaciones nacionales e internacionales, salvaguardas de tratados comerciales, mecanismo de 
aseguramiento de su cumplimiento)
  • Licitación (plazo para presentación de propuestas)
  • Procedimientos de evaluación
  • Precalificación (evaluación previa de empresas, especialidad, experiencia, capacidad técnica y económica, verificación de documentos e información proporcionada)
    Sistema de evaluación binaria y tasación aritmética (mejorar los mecanismos de evaluación con criterios de mayor transparencia, justicia y equidad)

En el grupo de ejecución, seguimiento y evaluación de proyectos, se analiza lo siguiente:
Experiencia

  • Anticipo (obligatoriedad del 35%, mecanismo de aseguramiento para su correcta disposición)
  • Capacitación (aseguramiento de la capacitación y actualización constante a los trabajadores de acuerdo con la normatividad)
  • Publicación del desarrollo de la obra (información abierta y actualizada para fomentar la transparencia y rendición de cuentas)
  • CompraNet (completar el seguimiento y monitoreo oportuno de las obras, contar con información del ciclo completo del desarrollo de la obra)
  • Gastos de financiamiento (procedimientos y plazos)
  • Incumplimiento de contratos

A la realización de los foros de consulta sigue el análisis de las relatorías generadas para identificar las reformas, adiciones o abrogaciones más sustantivas y de mayor impacto en favor de una normatividad que fomente la inversión y su buen ejercicio y aprovechamiento. Los ciudadanos que contribuyen con sus impuestos lo exigen y lo merecen.

Está programado para el 10 de abril un 
foro de conclusiones en la Cámara de Diputados, donde se entregarán las relatorías de los nueve foros de consulta y se presentarán propuestas que serán de gran ayuda para el proceso legislativo de realizar las modificaciones necesarias a la LOPSRM.

Nuestro país necesita una normatividad promotora de la inversión con cimientos firmes, basada en la planeación y la preparación de proyectos, con empresas profesionales y especializadas y una sociedad involucrada que cuente con información confiable y oportuna. Una infraestructura eficiente y de calidad es el soporte para la generación de riqueza compartida.

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 638 Marzo-Abril 2019