Las zonas económicas especiales requieren $7 mil 300 millones

Las zonas económicas especiales requieren del Congreso un monto mayor de recursos para su desarrollo, expuso el titular de la unidad para el desarrollo de esas regiones, Gerardo Gutiérrez Candiani. Para el ejercicio actual el presupuesto casi alcanzó 2 mil millones de pesos, para 12 proyectos, mientras que para el 2018 son indispensables 7 mil 300 millones.

Fuente: La Jornada/ Enrique Méndez / Roberto Garduño

El funcionario –ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana– refirió en la Cámara de Diputados que en 2018 se tiene proyectado levantar 30 proyectos, de los cuales sólo siete recibieron recursos para 2018. El sustento de ese argumento es que las zonas requieren de infraestructura y de logística para darle viabilidad a las mismas.

Hay una gran necesidad de ampliar las capacidades de los puertos en Salina Cruz, en Coatzacoalcos y Pajaritos y Puerto Chiapas y se necesitan de 400 a 600 millones de pesos. Hoy si se tuviera capacidad un contenedor por tren cuesta mil dólares, hoy a través de carreteras sale en 3 mil 500 dólares.

Reunido con las comisiones de Economía y la de Seguimiento a las Zonas Económicas de la Cámara de Diputados, Gutiérrez Candiani, subrayó que en ventanilla única se han registrado mil 775 trámites, y de ellos 760 son federales, estamos trabajando con los tres órdenes de gobierno para que los inversionistas puedan hacer en un sólo lugar los tramites, pagos y más, es decir quitar temas de corrupción.

Según el funcionario, los incentivos para los inversionistas son notables, pues se condonaría el pago de impuesto sobre la renta, durante los primeros diez años, exceptuando a Yucatán; 50 por ciento del mismo impuesto, cinco años, y todo lo que se produzca en las regiones estará exento de impuesto al valor agregado.

En materia de seguridad social, en pago de cuotas patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Estado va a pagar 50 por ciento los primeros diez años, y los otros cinco 25 por ciento. La capacitación se hará deducible hasta 25 por ciento, y en el caso de Yucatán hasta 50 por ciento.

Mientras que por cada dólar que se invierta en una zona económica se puede llegar a invertir hasta tres dólares en las áreas de influencia por los servicios de educación y salud.

A nteriorS iguiente
Subir al inicio del texto

2017-11-01T11:44:57+00:00 noviembre 1st, 2017|Economía|