Fuente: El Universal/ Rubén Migueles

La inversión ja bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción, registró durante enero una sorpresiva recuperación, con el repunte mensual más fuerte registrado en poco más de 22 años, de acuerdo con los datos más recientes dados a conocer por el Inegi.

Con base en cifras ajustadas por estacionalidad, la inversión ja bruta mostró un aumento real de 8% durante enero de 2019 frente al mes previo, luego de dos meses consecutivos a la baja, constituyéndose en el incremento mensual más fuerte desde diciembre de 1995, rompiendo con la tendencia de todo 2018, en donde el indicador productivo nunca llegó a presentar un crecimiento superior a 1%.

“Este resultado fue motivado principalmente por las alzas en construcción, así como en la inversión en maquinaria y equipo importado; especícamente por el crecimiento en las adquisiciones de nuevo equipo de transporte”, comentó Janeth Quiroz, analista económica de grupo nanciero Monex.

El buen comportamiento del tipo de cambio brindó un sólido soporte para la recuperación de la inversión extranjera.

Durante enero, el dólar se mantuvo por debajo de 19.30 pesos, algo que no sucedía desde agosto de 2018.
Adicionalmente, la construcción, que había sido un lastre para el crecimiento del índice general en meses previos, volvió a reportar crecimiento, agregó la especialista.

Por componentes, los gastos en maquinaria y equipo total aumentaron 9.6%, el incremento mensual más elevado desde enero de 2008. La adquisición de maquinaria y equipo nacional reportó un alza de 4.5%, mientras que la de origen importado repuntó 11.1%.

Por su parte, la inversión en construcción registró un aumento de 5.3% en el primer mes de 2019 respecto al mes precedente, su incremento más importante desde julio de 2015. La construcción residencial aumentó 5.7%, en tanto que la no residencial avanzó 3.6%.

En su comparación anual, la inversión ja bruta creció 1.1% en enero con base en cifras desestacionalizadas, luego de una profunda caída de 6.3% en diciembre de 2018.

A su interior, destacan los gastos en construcción que se incrementaron 2.1%, luego de dos meses consecutivos a la baja.

En tanto, la inversión en maquinaria y equipo total redujo notablemente su ritmo de descenso a tasa anual al pasar de una caída de 9.3% al cierre del año pasado a un retroceso de sólo 0.7% en enero pasado.

Al interior del indicador, sin embargo, persiste la debilidad de la inversión en maquinaria y equipo nacional, pues en enero sumó ocho meses de caídas consecutivas, al reducirse en 4.6%.

No obstante, a pesar del buen desempeño en el primer mes del año, los analistas mantienen su pronóstico de que la inversión física se desacelera en 2019.

“Debido, en primer lugar, a que el ritmo de actividad, tanto global como local, ha mostrado señales de moderación; además de que su dinamismo probablemente esté impactado ya que el año pasado estuvo beneciado parcialmente por el año electoral, típicamente asociado con mayor gasto en infraestructura”, estimó Francisco Flores, analista económico de Banorte.

Arquitectura Sustentable
Certifica tu construcción como desarrollo Ecológico LEED Bioconstrucción y Energía bioconstruccion.com.mx

Adicionalmente, los costos de nanciamiento siguen altos y no se espera que empiecen a disminuir por lo menos hasta la segunda mitad del año.

Por su parte, la conanza empresarial sigue contenida, en particular el componente sobre el momento adecuado para invertir, que permanece bajo, dijo el especialista.