La importancia de la capacitación especializada

Fuente: Revista Mexicana de la Construcción

  • Lidia Mónica Martínez Cafiso
    Coordinadora nacional de Desarrollo de Negocios, ICIC.
El compromiso del ICIC es fortalecer a empresas y trabajadores a través de servicios especializados de capacitación que permiten al sector mayor profesionalización y seguridad en las obras.

El sector de la construcción es uno de los pilares estructurales del crecimiento de la economía y la sociedad de todo país, y México no es la excepción. Impulsar el crecimiento y la generación de empleos constituye para el sector de la construcción un desafío que se responde a través de la mejora continua, tanto de las empresas como de los trabajadores.

La construcción de una obra presupone, además del proyecto, una fase operativa para preparar el sitio de construcción; ésta incluye, entre otros, el manejo y operación de maquinaria pesada como elemento fundamental, así como los recursos humanos para lograrlo.

El Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción (ICIC) es el brazo fuerte de la CMIC en materia de capacitación, formación, actualización y certificación de competencias laborales, y el área de capacitación especializada comprende una amplia variedad de cursos que el sector demanda.

Cursos especializados y su alcance
La oferta de cursos especializados que se realizan en el ICIC comprende las áreas de operación de maquinaria pesada, mecánica, soldadura y seguridad industrial (véase figura 1).


Los cursos de operación de equipo pesado siguen una metodología que incluye el diagnóstico de los conocimientos previos de cada participante, la impartición teórica (20%) y la práctica (80%); esta última puede contener una fase previa de capacitación con simuladores antes de pasar a la maquinaria real.

Cuarenta años de experiencia en capacitación especializada a trabajadores de nuevo ingreso o a aquellos que necesitan actualizarse avalan al ICIC (véase tabla 1). Los instructores del instituto cuentan con una sólida formación y experiencia y están registrados en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Asimismo, la institución tiene la flexibilidad de impartir en el territorio nacional cursos abiertos o cerrados a la medida de las empresas constructoras, con la posibilidad de trasladarse a las obras o sitios de construcción para realizarlos.

Los grupos a capacitar se conforman con un máximo de 10 participantes en los cursos de soldadura y de seis a ocho participantes cuando se trata de la operación de maquinaria pesada.

Conclusiones
Uno de los elementos fundamentales en el proceso constructivo lo constituyen, sin duda alguna, las maquinarias pesadas, que permiten simplificar y ahorrar tiempos de operación entre las actividades a desarrollar en el sitio de construcción.

Con independencia de la función que realizan (movimientos de tierra, carga y descarga, nivelación del suelo, entre otras), los trabajadores deben recibir las instrucciones y prácticas necesarias a través de una capacitación especializada, y la experiencia de 40 años del ICIC en este rubro habla por sí sola.

Si requiere mayor información de cursos de capacitación especializada, nos puede contactar vía correo electrónico a alejandro.perez@icic-oc.org, y también por teléfono al 01(55) 5681-9222.

Capacitar es construir.

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 634 Julio-Agosto 2018

2018-08-15T12:53:30+00:00agosto 13th, 2018|Revista Mexicana de la Construcción|