Inversión fija vuelve a terreno positivo

Por primera vez en el año, la Inversión Fija Bruta (IFB) del país exhibió un crecimiento interanual, al expandirse 1.1% en mayo pasado, impulsada principalmente por el gasto en capital de maquinaria y equipo de origen extranjero, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Fuente: El Economista/ María Alejandra Rodríguez

“La buena noticia es que el ritmo de la inversión no está empeorando. Sin embargo, no se observan signos claros de mejora”, expresó el analista de Citibanamex, Sergio Luna.

La compra de maquinaria y equipo en la industria del país presentó una recuperación, pues se alzó 5.9%, a pesar de verse afectada por su componente nacional, que cayó 3.9%, su indicador más bajo desde la contracción de 9.2% en marzo del 2014. Mientras, el apoyo de crecimiento provino de la importación, que escaló hasta doble dígito, 10.6%, su mejor registro desde 15.7% de septiembre del 2015.

El gasto en capital fijo del sector de la construcción aligeró su caída, que se atenuó a 2.4% desde el descenso de 6.4% observada en el mes de abril. A su interior se observó una recuperación en la rama residencial, con un crecimiento de 1.4% luego de la caída de 2% en abril.

En tanto, la construcción no residencial acumula 23 meses en terreno negativo, con una contracción de 5.7% para este mayo. El subrubro se encuentra en valores negativos desde julio del 2015, pues se halla fuertemente ligado con los recortes en obra pública.

El Inegi explica que las variaciones porcentuales de las series desestacionalizadas eliminan factores estacionales, debido a que su presencia dificulta diagnosticar o describir el comportamiento de una serie al no poder comparar adecuadamente un determinado mes con el inmediato anterior.

Éstos son efectos periódicos que se repiten cada año y cuyas causas pueden considerarse ajenas a la naturaleza económica de las series, como son las festividades, el hecho de que algunos meses tienen más días que otros, los periodos de vacaciones escolares, el efecto del clima en las diferentes estaciones del año y otras fluctuaciones estacionales.

En cifras originales la IFB fue un poco más fuerte de lo que esperaban analistas, creció 2.9%, la construcción registró una caída de 2.2%; mientras que el crecimiento de la inversión en maquinaria y equipo fue de 9.1%, y, destaca que dentro de las compras nacionales registraron por segunda ocasión tasas negativas, -1.4 por ciento.

2017-08-07T08:47:17+00:00 agosto 7th, 2017|Economía|