Fuente: Reforma

Para los empresarios de la construcción el país requiere infraestructura regional, estatal y nacional que genere dinamismo económico y competitividad. Es por ello que a través de la política pública ‘Infraestructura Sostenible 2030’ proponen incrementar los niveles de inversión y mejorar la eficiencia y calidad de la infraestructura estratégica de México.

La Inversión en Infraestructura no sólo implica poner en práctica las experiencias, ideas y propuestas de los profesionales de la industria de la construcción, también permite echar a andar toda la cadena productiva pues detona a 170 de las 270 actividades económicas reconocidas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI declara en entrevista Eduardo Ramírez Leal presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

“La infraestructura que tenemos actualmente no nos genera oportunidad para dinamizar todo tipo de comercio en nuestro país turístico industria inclusive de educación Necesitamos tener infraestructura regional estatal y nacional que nos dé ese dinamismo y principalmente competitividad”, expone.

Para brindar certidumbre a inversionistas nacionales y extranjeros señala que los empresarios de la construcción han puesto sobre la tiesa algunas ideas para modificar la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas. La certidumbre arranca en el ámbito de la creación de infraestructura ya sean nuestros clientes públicos o privados con apego a la legalidad Hoy por un lado en 1 a obra pública tenemos una ley que se tiene que modificar para desahogar rápidamente cualquier acto que contraste con un crecimiento armónico en materia de infraestructura o controversias que se generen.

Tenemos que hacer una ley práctica para que todo sea transparente y se combata totalmente la corrupción eso tiene que cambiar en el tema público En el tema privado dar certidumbre a todos los inversionistas para que sientan que el Estado de derecho los va a acoger que sí están haciendo correctamente una inversión nunca van a ser perseguidos siempre que ejecuten dentro del marco de la regularización que tenemos en cada municipio y Estado lo qué se debe hacer para no causar problemas en la ejecución de las obras, accidentes o mala calidad.

Asimismo puntualiza que la industria de la construcción requiere una política pública de inserción para que las mico, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) participen en proyectos de infraestructura.

“Necesitarnos desarrollar a las empresas regionales, esas micro, pequeñas y medianas para que en los proyectos que no son tan grandes haya oportunidad de participar y que no se tengan que mover solamente empresas del centro o del noreste a hacer obras en el sur o viceversa.

Necesitamos oportunidades de crecimiento a todos los tamaños de empresa y de todas las capacidades. Empresas que tengan capacidad para hacer obras de infraestructura carretera ferroviaria o portuaria o también obras que tengan que ver con desarrollos urbanos simplemente hay que invitarlas a participar”.