Fuente: El Economista/ Fernando Gutiérrez

Actualmente, la falta de subsidio tiene detenida la entrega de inmuebles; desde noviembre se han dejado de colocar 6,000 viviendas.

Ante la reconfiguración del esquema de subsidios que opera la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), la industria está a la espera del anuncio del nuevo programa de crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el cual daría mayor capacidad de compra a los derechohabientes de menos ingresos, y así se reactivaría la colocación de vivienda social.

De acuerdo con voces de la industria, el nuevo programa de crédito del Infonavit, que sería anunciado en abril próximo, sería un aliciente para la industria enfocada a la producción de vivienda para personas de más bajos ingresos, es decir, que ganan hasta 7,000 pesos al mes, luego del recorte sustancial que sufrió el esquema de subsidios que opera la Conavi al pasar de 6,800 millones de pesos que obtuvo como presupuesto en el 2018, a 1,700 millones de pesos para este 2019.

“Infonavit ha venido trabajando en un nuevo esquema, que se presentará próximamente, donde los trabajadores puedan tener mayor capacidad de compra, que supliría al (programa de) subsidio”, explicó Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Medina Rodríguez recordó que, desde noviembre del 2018, el presupuesto de ese año del esquema de subsidios que opera la Conavi se terminó y en este 2019 no han fluido los recursos correspondientes a dicho esquema a pesar del compromiso, en enero pasado, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de dispersar de manera inmediata 400 millones para subsidios, los cuales serían ejecutados por Infonavit.

“A falta de éste (subsidio) la entrega de vivienda social hoy está detenida”, detalló Medina Rodríguez, y añadió que al menos 6,000 viviendas para este segmento se han dejado de colocar desde noviembre pasado.

Infonavit
Mientras la colocación de vivienda social está detenida, el Infonavit alista su nuevo esquema de crédito, con el cual se prevé una mayor capacidad de compra del trabajador, indicó Armando Rosales García, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu.

En la última sesión de los comités de Financiamiento y Riesgos, que presidí en el Infonavit hace algunas semanas, se presentó por parte de la dirección del Infonavit esta propuesta (…) para incrementar no sólo los montos de los créditos, sino también para incrementar la capacidad de crédito de los derechohabientes con menos ingresos”, declaró Rosales García ante desarrolladores del valle de México.

En dichos planes del Infonavit está incrementar el monto mínimo del crédito que otorga esta hipotecaria; en una estimación inicial se prevé ampliar dicho monto de 300,000 a 500,000 pesos. En el 2018, de los 538,517 créditos que colocó la hipotecaria del Estado, 31% fue para trabajadores que ganan hasta 2.6 UMA, es decir, hasta 6,370 pesos mensuales.

Para Edna Vega, titular de la Conavi, este nuevo programa de crédito del Infonavit servirá para apoyar a la industria dedicada al desarrollo de vivienda social, además de que también el Fondo de Vivienda del Issste (Fovissste) y Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) han realizan esfuerzos importantes.

El presidente de la Canadevi detalló que este programa del Infonavit tendrá beneficios para los desarrolladores, pues su colocación no dependería de una partida del Presupuesto de Egresos de la Federación sino de un esquema crediticio de la hipotecaria del Estado.

“Vemos positivo este esquema a través del Infonavit, que pudiera suplir al subsidio, ya no dependeríamos de partidas anuales, ni de tiempos, ni de vivienda fuera de momentos. En los últimos años siempre se ha agotado el subsidio antes de que termine el año y eso hace que se frene la vivienda en esos últimos meses (…) en el esquema como el que se prevé, se haría que no fuera de temporalidad el tema de vivienda social”, comentó Medina Rodríguez.

Los beneficiarios directos del subsidio son las personas que reciben este apoyo, vía una entidad ejecutora que lo acompaña con un financiamiento y que históricamente se ha destinado para la adquisición de vivienda nueva.

En este contexto, las desarrolladoras de vivienda realizan su perspectiva de colocación y producción de acuerdo con los presupuestos anunciados en el presupuesto de egresos, pero en esta reconfiguración de la política de vivienda, se buscará que la producción de vivienda social sea de acuerdo con los planes tanto de Infonavit, que sus recursos se obtienen del ahorro de los trabajadores, como del Fovissste.