Fuente: 20 Minutos/ Notimex

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Ciudad de México, anticipó que este año será un periodo de crecimiento para el sector frente a 2018, aunque manifestó su preocupación por un posible aumento en los insumos.

“Nos preocupa que pudiéramos tener una inflación en el precio de los materiales de la construcción, superior a la inflación nacional, que la canasta básica quede por debajo de lo que pudiéramos tener de incrementos en los materiales, el acero y el concreto siempre son superiores al acero y pudiera generar problemas en precios extraordinarios”, dijo Armando Díaz Infante Chapa.

No obstante, el presidente del organismo mencionó que la inversión en infraestructura para este año en la entidad será mayor, tan solo con lo destinado por la Secretaría de Obras y Servicios, el Sistema de Aguas y la Comisión de Reconstrucción sumará 30 mil millones de pesos.

Los proyectos más importantes, indicó, serán las ampliaciones el metro como la de Mixcoac a Observatorio, así como la repavimentación de las vías principales de la Ciudad de México para espacios urbanos, entre otros.

“Después de que se han tenido años muy fuertes en rezago en inversión en infraestructura, todos son de suma importancia. Todas las obras las estábamos requiriendo”, expuso. En conferencia de prensa, comentó que la baja en la inversión pública en dicho rubro se debe a que 2018 fue un año político, aunque en 2019 ya se comenzará a trabajar con las autoridades del nuevo gobierno.

El presidente saliente del organismo, Arturo Bautista, precisó que, durante el año pasado, no hubo crecimiento en el sector; “la obra pública se desplomó y esperamos que en este 2019 sea mucho mejor, al menos la inversión pública se va a triplicar”.

“Habrá que esperar qué pasa con el aeropuerto, el tema de Santa Lucía, qué obras vamos hacer para tener conectividad con el aeropuerto de Toluca, con el de Puebla, probablemente con el de Morelos. Tenemos que ver las zonas federales, qué tanto va a impactar a la Ciudad de México”, refirió.

Sobre las afectaciones a la industria debido a la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, comentó que hasta el momento no cuentan con la información, aunque la declaración del gobierno respecto a los contratos da tranquilad a los constructores.

“Nuestra opinión es que el aeropuerto debió de continuar, pero respetamos las decisiones del gobierno actual. Consideramos que, en el corto, mediano y largo plazo si le va afectar al país, ya que sin un aeropuerto de esa magnitud vamos a perder competitividad”, finalizó.