Fuente: El Heraldo de México/ Francisco Nieto Balbino

  • Tribunal Federal revoca el último amparo que frenaba el proyecto. El presidente da este día banderazo

El presidente Andrés Manuel López Obrador pone en marcha este jueves el proceso de construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), luego de que un tribunal federal revocó el último amparo que impedía el avance de la obra.

Incluso, el Presidente -al conocer que la autoridad revocó el último amparo, de los más de 140 que se interpusieron- va hoy a Santa Lucía a dar el banderazo de salida a la construcción.

De esta forma se pone fin a casi cinco meses de discusión con sus opositores respecto a la viabilidad o no de construir el AISL, uno de los principales proyectos de la 4T.

El gobierno, a través de la Sedena, frenó los amparos promovidos por el Colectivo #NoMásDerroches, con el argumento de que se afectaba la seguridad nacional, pues Santa Lucía es “instalación estratégica”.

Fue así como el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa de la Ciudad de México declaró fundado el recurso de revisión promovido por el gobierno federal, lo que permite reactivar la construcción de AISL.

Además, los magistrados consideraron en sus argumentos que una posible afectación ambiental no es suficiente para suspender en definitiva esta obra, ya que la Secretaría de Medio Ambiente avaló en julio la Manifestación de Impacto Ambiental.

En la primera semana de octubre, cuando comenzaban a desecharse los amparos, el mandatario dijo que su gobierno estaba preparado -con maquinaria- para reactivar la obra.

“Estamos listos, tenemos todo el proyecto, la maquinaria, nada más en espera de que se diga: ‘no proceden los amparos’ y vámonos al día siguiente. Y eso de decir: vámonos, es literal, porque nos vamos a ir allá a dar el banderazo, a Santa Lucía”, dijo el Presidente el 7 de octubre.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, adelantó que se acelerarán los ritmos de construcción, con el objetivo de tener en tiempo y forma el aeropuerto.

Tenemos que acelerar el ritmo porque vamos a cumplir con la fecha, lo vamos a acelerar, si mañana (hoy) arrancamos ahí estaremos, tal vez para última instancia sería eso, nosotros cumpliremos con lo que dice la situación jurídica, pero si ya están liberados los amparos, ya empezamos”, dijo.

Entrevistado al salir de una reunión con el Presidente, el funcionario agregó que se trabajarán horas extras para concluir la obra en 2021 y que no implique mayor presupuesto al proyectado por el presidente López Obrador.

Negó que haya existido, por parte del gobierno algún tipo de presión o cabildeo con los magistrados del Tribunal Colegiado en materia Administrativa para darles el fallo a su favor.

Con nadie, ni por teléfono ni por Whatsapp, ni mucho menos personalmente”, afirmó.

En contraparte, el director estratégico de Mexicanos contra la Corrupción, Gerardo Carrasco —quien promovió uno de los amparos— dijo que la determinación del Tribunal no significa que hay luz verde para el proyecto, pues ni siquiera hay un plan maestro para la obra.