Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • La compañía informó que se ejecutará el diseño y construcción de las mismas con los más altos estándares de seguridad y calidad.

El conglomerado Grupo México invertirá 230 millones de dólares, en una primera etapa, para la construcción de dos terminales de almacenamiento de combustibles en el país.

La empresa detalló, en un comunicado, que se ejecutará el diseño y construcción con los más altos estándares de seguridad y calidad, que contribuirán a aumentar el inventario nacional de gasolina y diésel en el Occidente y Norte del país.

“Grupo México invierte en el fortalecimiento de la seguridad energética del país, mediante la construcción de infraestructura de almacenamiento de combustibles en Nuevo León y Jalisco, zonas estratégicas para la economía nacional”, dijo la firma que preside Germán Larrea.

Se tiene programado que las inversiones de Grupo México en este sector continúen mediante un plan estratégico que implicaría inversiones por hasta mil 200 millones de dólares para el desarrollo de nuevas terminales de almacenamiento de combustibles en diversas ubicaciones en México.

El transporte por ferrocarril y la infraestructura de almacenamiento son piezas fundamentales de la cadena de suministro de los productos energéticos en México y contribuyen a garantizar el abasto de los centros de consumo de manera eficiente, segura, competitiva y constante.

El proyecto contempla el traslado del combustible por ferrocarril, desde los principales puertos y fronteras, hasta las terminales en Monterrey, Nuevo León y Guadalajara, Jalisco, cuya capacidad total será ocupada por Valero Marketing and Supply de México, subsidiaria indirecta de Valero Energy Corporation, compañía de refinación de clase mundial.

Las terminales entrarán en operación en 2021 y generarán, mil 200 empleos durante la construcción y operación.