Frenan alza a mínimos sectores de la IP que afirman deben subir, señala la CTM

Organizaciones del sector privado que agrupa el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que han dicho estar conscientes de que es necesario aumentar el salario mínimo y que reconocen que hay un problema en cuanto a las bajas remuneraciones de los obreros, ya sentados en la mesa de negociaciones de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) no aceptan ningún acuerdo y frenan el incremento.

Fuente: La Jornada/ Patricia Muñoz Ríos

Afirmó lo anterior el vocero de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Patricio Flores. Esto es porque el alza a dichos sueldos se ha politizado y diversas corrientes detienen su ajuste, dijo.

Por ejemplo, señaló, algunos políticos han hecho de esta demanda su bandera de promoción, como en Ciudad de México, y hay empresarios que públicamente dicen estar de acuerdo en el ajuste, pero en las discusiones internas frenan toda posibilidad de avanzar para tener un salario más justo.

En entrevista, el también secretario general del Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de Televisión y Radio indicó que la propuesta de aplicar un aumento extraordinario a los mínimos se planteó desde el año pasado, y diversos actores del sector laboral lo han impulsado desde el inicio de 2017, que ya va a terminar, y no se ha concretado.

Las diferencias que hay entre los sectores de la Conasami es lo que ha tenido atorado el ajuste durante todo el año. No se vale que funcionarios del gobierno digan que no se puede incrementar porque es inflacionario; eso es falso, sostuvo.

Merma a utilidad de empresarios

En todo caso, será una carga para los empresarios, quienes verán mermada su utilidad, pero este argumento ya no es válido, el incremento se ha politizado y también es una cuestión de conciencia. Además, hay que reconocer la consecuencia de no hacerlo, porque la economía está constreñida, va a seguir con altibajos, porque no hay suficiente dinero para dinamizar el mercado interno, cuestiones que no están reflexionando los gobernantes.

Indicó que el país está muy mal en materia salarial, tanto para los 8 millones (según cifras del Inegi) que ganan el mínimo, y que están en la miseria, como para quienes obtienen los sueldos contractuales; incluso estos últimos son suficientes para que un trabajador mantenga a su familia.

Aun cuando se acuerde un monto para elevar los mínimos durante noviembre, y posteriormente se ajusten en un porcentaje a partir del primero de enero, no alcanzará para recomponer el poder adquisitivo de los trabajadores, señaló. Será una lucha inacabada, porque estamos muy lejos del precepto constitucional. Cualquier cantidad será insuficiente dado el bajísimo nivel que tienen, lo que nos debe obligar a reflexionar sobre cómo solucionar esta situación.

El asunto, precisó, es que haya un compromiso empresarial, gubernamental y de las organizaciones obreras, para que realmente pujemos por alcanzar algo más en este tema y no sólo buenas intenciones.

2017-11-15T14:08:36+00:00 noviembre 15th, 2017|Economía|