Fuente: La Jornada/ Israel Rodríguez

La actual administración federal no descarta construir una nueva central de generación de energía eléctrica con fuentes nucleares, pese a que el Plan Nacional de Desarrollo no lo contempla, informó ayer Héctor López Villarreal, coordinador de generación termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), es decir, de las 567 unidades del país.

Consideró que el avance del análisis sobre la factibilidad de una nueva nucleoeléctrica se tendrá en unos seis u ocho meses y hayamos convencido de que el estudio es posible y se pueda presentar tanto al director de la CFE como a la Presidencia de la República.

El lugar idóneo para una nueva planta, comentó, sería en terrenos adyacentes a Laguna Verde, en Veracruz. El costo mínimo sería de unos 5 mil millones de dólares. La vida útil de una planta atómica, explicó, es de 60 años.

Comentó que se podrían sustituir los dos reactores de Laguna Verde y construir una nueva planta. Hay lugares que se estudiaron hace muchos años y están disponibles. Definitivamente podrían ser muy útiles tanto a la red eléctrica nacional como a México, porque se está diversificando la energía. No solamente se está utilizando gas, combustóleo o carbón. Se debe abrir espacio a la energía nuclear.

Se ha externado, agregó, que “dentro del estudio que se está haciendo consideramos conveniente que se instalen dos unidades en Laguna Verde y dos en la costa del Pacífico.

López Villareal, quien participó en el diseño, construcción e inicio de la puesta en funcionamiento de Laguna Verde, dijo que la central es de suma importancia para el sistema eléctrico nacional, ya que su despacho, por el Centro Nacional de Control de Energía, es permanente. A manera de ejemplo, dijo que la unidad número uno tiene 280 días en operación sin parar, desde su última recarga de combustible.

En 29 años ha sido una operación muy confiable. La central genera alrededor de 13 mil gigavatios anuales y el año pasado se tuvo 98 por ciento de factor de planta (capacidad de aprovechamiento), que es la mejor de todas las unidades generadoras del país.

Su costo variable de generación está en 40 centavos por kilovatio/hora, siendo uno de los más económicas de todo el parque de generación con que se cuenta, expresó López Villareal, quien participó en la puesta en marcha de la primera unidad en operación comercial en 1990 y la número dos en 1995.

Primer director de la central nuclear, afirmó que la planta cuenta con todos los permisos y licencias para operar y que nunca se han presentado incidentes graves, ya sea liberación de radiación a la atmósfera o dosis fuera de los estándares al personal, pues de haberse presentado algún incidente grave la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias ya hubiera revocado el permiso.

Recalcó que toda la experiencia lograda con Laguna Verde, en protocolos y procedimientos, se está transfiriendo al resto de las centrales convencionales para buscar la excelencia. Este año se conformó la Junta de Revisión de Seguridad Nuclear, que preside el director general de la CFE, para el cumplimiento de los estándares y regulación internacionales.

Sobre la seguridad del personal de Laguna Verde, manifestó que se planifican los trabajos, se entrena y se determina el tiempo que necesario para efectuar los trabajos de mantenimiento y operación. Lo más importante, destacó, es la seguridad del personal y de las poblaciones aledañas.

López Villarreal declaró que hace un par de semanas fue presentado el Programa de Excelencia para los próximos tres años. Éste, para la continua mejora en la operación y mantenimiento de la central. Además, cada año se hacen ajustes implementando nuevas tecnologías para que las unidades estén actualizadas y sin problemas de seguridad y generación.

En relación con la vida útil de la central, está en proceso la renovación de la licencia para la unidad uno y que pueda seguir operando los siguientes 30 años.

Para la dos se iniciará en 2025, y una vez que ambas cumplan sus ciclos de vida útil se tomarán todas las medidas pertinentes y por ley en la remediación y limpia de la radiactividad.